sábado, 27 de diciembre de 2014

Qué bien que les vaya bien

Hay personas a quienes molesta que otros hagan negocio y se enriquezcan. En estas fechas, las compras de regalos, comida, y etcéteras, provocan comentarios en ese sentido, a veces, intentando "desenmascarar" el interés personal de quien pone lazos rojos en su mercancía.

A mí, en cambio, me gusta mucho que otros hagan dinero. Para empezar, me gusta mucho lo innecesario; luego: me gusta mucho que haya de lo innecesario en las casas de los demás; de ahí que me parece estupendo que les vaya muy bien: que vendan un montón de esto o lo otro, con lo que se han dado un gusto los que han comprado.

Cosa aparte es el enriquecimiento ilícito, y cosa peor es el enriquecimiento amparado en la legalidad pero construido sobre el abuso hacia otros.

Silvia Parque

4 comentarios:

  1. A mi también me gusta que la gente progrese, y mucho mejor si es gente que se lo merece y que lo ha hecho de buena fe y con esfuerzo. Son un ejemplo.
    La sigo, un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Claro! Mucho mejor cuando una sabe que había una ilusión en el corazón de las personas, y que hubo trabajo para hacerla realidad :)
      ¡Bienvenida! ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Hay quien piensa que prosperar en los negocios es un delito, pero creo que hay mucho de envidia. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algo de eso ha de haber, y un tanto de suspicacia, otro de incredulidad...
      Un beso, Susana.

      Eliminar