lunes, 20 de febrero de 2017

Caos desastroso con las medicinas

B está saliendo de un resfrío. Le di un medicamento de venta libre para aliviar los síntomas, pero como no pareció mejorar en tres días y empezó a toser, fuimos al médico.

Luego de revisar a mi niña contando con toda su oposición, el médico recetó un expectorante, un antibiótico porque encontró infección en la garganta, y antipirético por si hacía falta.

Compré las tres cosas y después de comer, le di la primera toma del antibiótico y del expectorante, anotando atrás de la receta, el día y la hora. Hasta ahí llegó el orden. B rompió la receta ese mismo día. Al día siguiente, se bebió toda la botella de antibiótico en lo que yo pretendía tomar un café. Ayer olvidé su toma de la noche y de la madrugada, y hoy me di cuenta de que el expectorante se lo di por dos días y debían ser tres.

Afortunadamente, está mucho mejor.

Cuando crezca, la traeré a mi mundo, donde dejamos que las gripes sigan sus cursos, eliminamos los connatos de infecciones con yodo, y hacemos infusión con hoja de eucalipto para la tos.

Silvia Parque

sábado, 18 de febrero de 2017

Tipos de opinadores

Hay toda clase de notas sobre la vida de las personas en la red; toda clase de notas sobre resoluciones de cortes legales (o sus equivalentes) en relación con la vida de las personas. Y toda clase de opiniones. A mí me causan gran interés las opiniones, aunque solo les dedico atención cuando me siento fuerte anímicamente, ¡porque hay cada cosa! Llego a sentir un desagrado-desprecio que requiere energía para ser neutralizado; si no tengo esa energía, mejor "no le busco".

Hoy he leído algunas opiniones sobre una nota, de algo tan peculiar como tantísimas cosas peculiares que abundan en la red, y he pensado que más o menos pueden distinguirse tres tipos de opinadores:

- Quienes están por encima de los demás, casi siempre por su probidad moral, y desde su certeza señalan cómo deben ser las cosas porque, por supuesto, los cuatro datos que tienen son todo lo que necesitan para un total conocimiento de causa sobre razones, circunstancias, motivos, etc. Son tajantes.

- Quienes no se posicionan. Suelen escribir cosas como: "¡Oh! Lo que se ve en estos días".

- Quienes comprenden y se posicionan desde el respeto; pueden o no, emplear su conocimiento para construir ensayos sobre el tema, transmitir empatía, manifestar compasión. Tienen una perspectiva amplia: saben que no son el centro del mundo y que no son dueños de La Verdad Absoluta.

Silvia Parque

jueves, 16 de febrero de 2017

Si se siente mal, hay que atenderlo

Me duele un punto en una pierna porque se me estuvo enterrando un clavo de la silla en la que estoy. Hace un momento, luego de un largo rato, fui por el martillo y puse el clavo salido en su lugar.

No tardé en ir por desidia, sino porque cada vez que revisaba, el clavo se veía junto a mi pierna; según mi razonamiento, estando "al lado" no podía estarse enterrando. Para mayor seguridad, cada vez que revisaba, me acomodaba.

En esto, como en tantas cosas, debía tenerse en cuenta, primordialmente, la forma en que se está viviendo la experiencia. Si se siente mal, hay que atenderlo: aunque "no debiera" sentirse mal, aunque no haya razones para reaccionar con malestar.

Silvia Parque