viernes, 26 de diciembre de 2014

El día en que no se puede huir

El día 26 no hay manera de huirle a lavar los platos. Bueno: siempre hay manera de huirle, pero ya no está justificado. El ánimo sigue festivo, pero hay que ordenar lo que se desordena en la fiesta, incluidos horarios de trabajo.

Era genial, cuando era niña, seguir en la vacación hasta el día de volver a la escuela. Nunca he querido volver a eso; siempre he preferido estar crecida; pero qué rico es que otro(s) se haga(n) cargo de todo. Esperando un bebé, no se puede huir de saber que a una le toca ser la responsable.

Silvia Parque 

4 comentarios:

  1. En Catalunya el día 26 también es fiesta. Tenemos un día más para huir de los platos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Suertudotes! ¡Feliz día de San Esteban, Telma! :)

      Eliminar
  2. En días así desearía volver a ser niña. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, nada más en días así... que otros hagan todo, y una comer, gozar, recibir :)
      Un beso, Susana

      Eliminar