miércoles, 28 de diciembre de 2016

B y el chocolate

Hoy he comido mucho más chocolate del que debería. Fueron regalos de Navidad. B, aprovechando un descuido, tomó cuatro pequeños y se los zampó en unos 40 segundos. Ha tenido suficiente de aquí a su cumpleaños, en abril. Si sigue por ese camino, terminará como yo.

Por la tarde, estábamos en la cama con un libro; yo salí de la habitación para ir por un pedacito de chocolate y regresé masticando lo último que quedaba en mi boca. En cuanto entré en la recámara, dijo: "chocolate".

Silvia Parque

4 comentarios:

  1. No seas bruja y no me tengas a la sobrina sin chocolate hasta abril. Por cierto, que hemos nacido en el mismo mes.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy de lo peor: de esas madres que dan como golosina barritas de amaranto XD
      La intención restrictiva está ahí, pero verás como por ser fin de año, por ser domingo, por ser día de Reyes, si salimos con mi amiga la que tiene una niña de su edad o en cualquier otra ocasión con toque festivo, terminará con algo dulce de lo que mamá no le da. Está fríamente calculado XD
      ¡Besos, Macondo! Habrá que planear la fiesta juntos :D

      Eliminar
  2. La vida sin chocolate no es vida y si ya lo descubrió... Pues nada... Hay que dejarla vivir. Abrazos. Aquiles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No quedará más remedio!
      ¡Abrazos, Aquiles!

      Eliminar