martes, 2 de septiembre de 2014

Estado de sitio blogeril

Son duros momentos para esta dupla máquina - humana, pero sé que los superaremos.

Todo empezó con los terribles anuncios invasores.

Luego, un "servidor proxy" secuestrado.

No sé si haber eliminado un archivo que estaba en cuarentena, ocasionó esta situación. Trato de ser prudente, a pesar de las emociones encontradas...

Ahora no puedo ver ninguna entrada en la lista de entradas, ni uno solo de los siete comentarios que "esperan moderación". Este virus que parece haber venido a sacar de su letargo, a todos los virus del mundo de mi lap, la ha tomado con Blogger (todo Google, incluido Gmail); no tengo problema en Facebook o Twitter. Puedo leer los comentarios desde mi correo ex-Hotmail, así que gracias a Susana, a Inma y a Telma por su presencia, es un consuelo en medio de esta crisis. Contestaré en cuanto pueda. Sé que todo volverá a la normalidad...

Y bueno: a respirar profundo y poner musiquita, porque si me pongo dramática, me pongo trágica :)


 - - ACTUALIZACIÓN - -

He podido publicar comentarios y responderlos. Y de nuevo no puedo responderlos. ¿Debería apagar la computadora y esperar a que llegue el héroe que resolverá esto? ¿Es una señal de que debo ir a lavar la ropa que está en remojo?

Silvia Parque

4 comentarios:

  1. Es una señal de que lo que puede empeorar empeorará jaja.
    Que los dioses te acompañen, porque cuando el ordenador se pone así yo me acojono

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo estará bien. Seguro esta era la oportunidad que necesitaba, para lavar los platos del domingo ;) Puedo entrar a Blogger, ver todo, publicar comentarios y responderlos. He conseguido un acuerdo con el otro usuario de esta máquina, respecto a los sitios en los que entramos. Ya reparó el cargador hace unos días, ya le quitó muchos de los virus, y sé que prontito, el problema estará resuelto.

      Eliminar
  2. Vete a lavar la ropa, que luego se pone tiesa.

    ResponderEliminar