martes, 19 de agosto de 2014

El momento

Yo puedo perder tiempo valioso preparándome, reflexionado o simplemente en estado de "no hacer", cuando es momento de actuar. Es pérdida de tiempo porque el momento es para otra cosa; no hay pérdida, sino inversión y buen empleo, cuando la preparación, la reflexión y la no-acción, se dan en su momento.

Cabría suponer que luego de tiempo de preparación y reflexión, una sabe qué hacer. Pero en todo caso -porque no necesariamente-, una sabrá qué hacer respecto a eso sobre lo que estuvo reflexionado, y para lo que estuvo preparándose; en todo lo demás cabe la ignorancia y la interrogante. Y es que el momento de actuar requiere siempre una actuación múltiple: la casa, la familia, el negocio, los amigos, la calle; lo material, lo espiritual, lo mental; todo llama al mismo tiempo.

Silvia Parque

No hay comentarios:

Publicar un comentario