martes, 3 de diciembre de 2013

Sensiblería

No me gusta la sensiblería; la entiendo como fenómeno social y no critico a los sensibleros; pero no me gusta.

El mundo no necesita que le agreguemos drama a lo malo, ni que decoremos lo bueno. Ese agregado a veces anuda a las personas en la frustración, y ese decorado desvía la atención de lo realmente valioso.

Creo que la sensiblería es protección; aparta de los sentimientos, que crudos pueden vivirse como "muy-demasiado".

Silvia Parque

8 comentarios:

  1. Yo también soy de llamar a las cosas por su nombre. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la medida en que nos sea posible.
      Un beso, Susana.

      Eliminar
  2. Nos damos la mano, yo también odio la sensiblería y es una barrera inmensa a la hora de escribir :o

    En cuanto a lo social, me parece que vivimos en la cultura de la flojera mental; igual que en los supermercados todo nos llega pre-empacado, desmenuzado, con aditivos sintéticos, del tipo: "aquí está la película, los violines de fondo indican que es hora de conmoverse" en lugar de narrar la historia y el espectador que lo digiera como le parezca.

    Mi aporte a la conversación :)

    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno... no alcanzo a odiarla, porque gente cercana a la que quiero mucho es sensiblera, y puedo ver que de esa manera se protegen, y como les quiero, pues finalmente aprecio que algo les proteja, aunque sea algo que no me guste.
      En cuanto a lo social, lo has dicho tal como lo veo, coincidimos perfectamente; ese ejemplo de la película es justo para la idea que quiero transmitir: ¡eso mismo!
      Gracias por el aporte, Taty :)
      ¡Abrazos!

      Eliminar
  3. Ufff hoy todo tiene que ser "demasiado" tanto en el drama como en la felicidad.
    Sin término medio :P
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Así es! Y es que más que buscar un término medio, me parece que ya es "suficiente-hacia-demasiado" lo que hay sin agregarle intensidades o adornos. Tenemos una situación paupérrima en un lugar, ¿qué necesidad de describirla con gesto lastimero?
      ¡Beso, Dolega!

      Eliminar
  4. ¿Quieres que te de mi opinión o no hace falta? La sensibilidad es necesaria y deseable, la sensiblería es artificial, recargada, riza el rizo y sólo sirve para lo que tanto nos gusta ahora, montar espectáculo y circo.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Siempre quiero su opinión, señora Inma! :D Estamos totalmente de acuerdo, lo dices tal cual; en esta ocasión eres tú quien sintetizas mi idea ;)
      ¡Besitos!

      Eliminar