viernes, 22 de noviembre de 2013

Comer por ansiedad

Se puede saber que una está comiendo por ansiedad, entre otras cosas, porque no hay satisfacción; la panza puede hincharse de modo que hace imposible ignorar que está llena -hasta rebosante-, pero no hay sensación de satisfacción. No puede haberla, porque una no está buscando calorías ni sabor. Lo que una ande buscando -o necesitando-, no está en la comida.

Silvia Parque

8 comentarios:

  1. Ni hablemos del peluquín!

    Que se come por disgusto, tristeza, ansiedad, aburrimiento, frustración, usted nómbrelo.

    Es un problema. Es un problema ignorar el problema. Es un problema hablar del problema.

    Esto es un monstruo con muchas patas y ninguna cabeza :o

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo has dicho con todas sus letras :D más claro ni el agua clara, Taty. Aunque yo no puedo comer cuando me disgusto ni cuando me siento frustrada; no es nada más que no coma, sino que de plano no puedo comer.
      ¡Besos!

      Eliminar
  2. Ten cuidado con eso porque la culpabilidad te hará comer más todavía. jUn beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso si no me da, Susana; nunca me siento culpable por comer, tal vez porque no he tenido realmente un problema de peso o talla :)
      Un beso.

      Eliminar
  3. Yo ayer comí por pura, simple y deliciosa Gula. :P
    Besazo

    ResponderEliminar