viernes, 14 de septiembre de 2012

Donde manda capitán

Ya no discuto con mi cuerpo: es caso perdido. Si ya no quiere trabajar y sigo trabajando, se buscará el modo de no poder trabajar. Si tiene hambre, no importa lo que sea que yo esté haciendo, me mareará hasta que le dé de comer. 

Silvia Parque

No hay comentarios:

Publicar un comentario