domingo, 24 de junio de 2012

Héroes

Cae la lluvia. Arrecia. El hombre corre, para llegar a la casa a cerrar la ventana de las tortugas, y poner a salvo mi pan de El Globo. Yo camino rápido, sin lentes porque mojados estorban más de lo que ayudan; pero me detengo. Compro una tirita para hacer café. Hay un grupito de gente bajo el toldo del comercio. Yo me voy. Doy vuelta a mi calle; lo veo, buscándome. Una de esas heroicidades cuasi-inútiles que enamoran.

Silvia Parque

1 comentario: