miércoles, 10 de octubre de 2018

Hay un gatito afuera

En esta colonia que se comporta un poco como un pueblo, los animales se aparean y paren como si no hubiera castraciones y esterilizaciones en el mundo. Hay demasiados perros callejeros a los que de cuando en cuando se lleva la perrera, básicamente para matarlos. Una pena. También hay muchos gatos: demasiados.

Un día llegó un lindo gatito bebé que maullaba como llorando. Le di leche. Mi hija daba brincos de alegría -literalmente-. Pensé que regresaría al día siguiente por más leche -el gato-, pero no.

Hoy llegó otro gatito, también cachorro, aunque mayor que el anterior. También maullaba como llorando y le di leche; hace rato le di salchicha... porque se quedó en el patio... de hecho se metió en la casa cada vez que tuvo oportunidad, defecó en un rincón del patio, parece seguirnos y ahora está allá afuera. Hace frío, pero no puedo con la idea de tener un gato dentro de la casa. No soy una persona de gatos. Soy claramente una persona de perros, sin ganas ni condiciones para hacerse cargo de otro ser vivo. Nada más alimenté al animal.

Mi hija se voltea al revés de alegría con la criatura.

No sé si estará ahí mañana.

Yo estoy pensando que habrá que traer tierra para que pueda enterrar bien su excremento. Conseguir algo en donde se pueda proteger del frío. Vacunarlo. Supongo que desparasitarlo o algo así. Y tengo otras cosas de qué ocuparme, definitivamente...

Tal vez mañana se haya ido.

Silvia Parque

7 comentarios:

  1. Me parece que estás a punto de adoptar un gato. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, a mí también me lo parece y de verdad no creo que sea buen idea :S Al menos, no tiene nombre. Pero es que se parece a B. Es difícil de explicar, pero algo en su actitud que me hace sentir que se parecen :S

      Eliminar
    2. Bueno, mira cómo me pone nerviosa, que he escrito torpemente XD "buen-a idea", "algo en su actitud - me hace" XD

      Eliminar
  2. Mi máxima sería "nunca tengas un gato", ni una gata, ni menos dos gatas, ni un perro, ni patos, ni una iguana, una tortuga ni un leoncillo, todos dependerán ABSOLUTAMENTE de ti.
    Nunca estuve preparada y todo fue llegando, recogidos, de regalo, por favor cuídeme este perrito, en fin, aquí me ves, con OCHO patos, dos gatas, un perro...he criado un zorzal que me partió el corazón cuando se fue volando el ingratísimo y nunca volvió, un tordo, gallinetas, pollos, conejos...ay, no sigo porque he parecido Dra. Dolittle sin tener ningún deseo ni aptitudes. Que te aman, vaya que te aman. Y te alegran. Y te dan muchos dolores de cabeza...
    Lo de las máximas a veces resulta y otras la vida te sobrepasa, eso es la vida ¿no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡AY, OJO HUMANO!! Tienes todos los dedos llenos y desbordantes de razón absoluta. ¡¿Tuviste un leoncillo?! He ido a buscarlo en Google: son muy impresionantes.
      El gatito no volvió ayer y me ha dado penita. Primero me preocupó porque es tan chiquito. El papá de B me hizo ver el sinsentido de mi preocupación, con la colonia llena de esa camada...
      Eso es la vida, sí XD

      Eliminar
  3. Tal vez mañana se habrá ido, pero el hoy es gatito con salchichas, tierra par enterrar sus excrementos e ilusión en la mirada de una niña.¿Qué más pedir?

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad :) ¿Qué más pedir? Y regresó ;D
      ¡Un abrazo!

      Eliminar