viernes, 27 de octubre de 2017

La independencia

He estado pensando en esto todo el día. De la cuestión política de España o de Cataluña comprendo muy poco como para opinar sobre su situación, así que esta no es una opinión sobre la situación-real-específica en la que seguramente hay factores de los que no tengo idea. Esto es un comentario en relación con el significado y sentido de "la independencia": nada más.

¿Cómo puede criticarse una declaración de independencia por unilateral y en la misma lógica, por ilegal o por no tomar en cuenta el parecer de la población de la entidad de la que se declara la independencia?

Las declaraciones de independencia son unilaterales. Puede haber una declaración conjunta: ambos declaran; puede haber una declaración en la que se hayan pactado condiciones; pero, ¿cómo puede necesitarse aprobación, permiso o siquiera acuerdo de la entidad de la que se declara independencia? La independencia rompe con la relación en la que se requiere aprobación, permiso o acuerdo. Tiene mucho sentido que rompa la ley. Y si se busca independencia será porque se quiere autodeterminación, por lo que estaría fuera de lógica consultar o considerar el parecer de "los otros".

Silvia Parque

4 comentarios:

  1. En el sentido de la independencia sin más connotaciones políticas, puede ser como dices. Pero claro, no es lo mismo en plano individual y personal, al de la sociedad organizada.
    En una sociedad con unas reglas de juego democráticas aprobadas, las cosas hay que hacerlas de acuerdo a esas reglas. Por supuesto que las reglas vigentes se pueden cambiar, siguiendo un proceso, pero hasta que no se cambian, hay que cumplirlas.
    Bajando al caso catalán, hay 7 millones de personas, de los cuales votaron de forma ilegal 2 millones, a favor del sí. Al ser una votación ilegal sin garantías ni controles, no sabemos si fueron realmente 2 millones, pero supongamos que sí. No parece lógico que ellos decidan por todos...

    No voy a enrollarme más, pero en definitiva, un concepto que puede valer en la vida privada no tiene por qué valer en la sociedad organizada donde entran en juego demasiados factores y leyes necesarias para una convivencia segura en un estado de derecho...

    Un beso, Silvia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero no me he referido a un plano individual y personal; yo creo que es como digo en la independencia de un colectivo, de un pueblo, etc. También creo que el fenómeno completo tiene muchas más cosas que hay que tomar en cuenta y a lo mejor son más importantes; pero me refiero solamente a criticar la declaración de independencia por esa actuación: unilateral, ilegal. Por definición, si rompe con una entidad de la que se independiza, no seguirá más sus reglas. Está planteando una revolución y las revoluciones no siguen un proceso establecido para cambiar reglas: entonces no serían revoluciones. Otras cosas podrán criticarse; por ejemplo, si se están adjudicando la potestad de hablar por la mayoría de su entidad y no son mayoría en su entidad, como señalas.
      Un beso, Matt. Muchas gracias por darle cabida a mi comentario en esto que puede ser sensible y por opinar tan puntualmente :)

      Eliminar
  2. En este video el presidente del parlamento europeo lo explica mejor que yo: https://politica.elpais.com/politica/2017/10/20/actualidad/1508517786_837504.amp.html

    Ya se que dijiste que no hablabas del caso específico catalán, pero puesto que es el que te ha inspirado, no está de más...

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Matt! Lo veré, por supuesto.
      ¡Besos!

      Eliminar