martes, 13 de septiembre de 2016

Me hago hoyos en la cabeza

Tengo un hábito odioso. Lo he mencionado antes. Pensé que había quedado en el pasado, sustituido por la mala costumbre de mesarme el cabello. Pero volvió, se instaló y cobró fuerza los últimos días. 

Me hago hoyos en la cabeza. Todo fue volver a rascar "un poquito" y ahora estoy de nuevo proponiéndome dejarlo, cada día. Arde, duele y me hace perder los cabellos del lugar donde rasco. 

Hay momentos gloriosos, como cuando ha pasado más o menos un día y medio sin que rasque: la costrita está dura y seca, atrayendo a mi uña para que la quite. ¡Se siente tan bien! Luego se siente mal; se ve mal; pero sigo y sigo porque al mismo tiempo se siente bien.

Silvia Parque

4 comentarios:

  1. Yo, como me lo afeito, como no me mese las cejas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo hagas ni de chiste, que es como la heroína, una sola vez te puede dejar enganchado de por vida ;)

      Eliminar
  2. Eso es malo para el cuero cabelludo. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muy malo! Hoy se me ha ocurrido que cuando se me antoje, tomaré un vaso de agua. Espero que funcione, con ayuda de Dios :)
      Un beso, Susana.

      Eliminar