sábado, 27 de agosto de 2016

No me gusta hacer ejercicio

No me gusta hacer ejercicio. Lo he dicho en múltiples ocasiones. Pero tampoco me gusta sentir el cuerpo pesado ni perder flexibilidad. Así que sería bueno que hiciera ejercicio: me lo digo cada tres o cuatro días; me digo que sería bueno para B verme mover el cuerpo y que sería divertido si me imita y nos movemos juntas. Pero no hago más que volvérmelo a decir tres o cuatro días después.

Llegué a disfrutar el gimnasio cuando iba a algo que llaman "hacer circuitos": solo unos minutitos en cada aparato: ideal para mí. Era el ambiente menos "típico" de gimnasio al que he ido. Me chocan los ambientes de gimnasio. También disfruté mucho una temporada de calistenia en casa de una vecina con dotes de liderazgo. Movimientos de esos que pueden hacer hasta los viejitos, pero que sirven cuando se hacen a conciencia.

No tengo cabeza ahora para pensar en los kilos y los centímetros que me sobran; no me importan lo suficiente. Pero sí quisiera sentirme ligera y recuperar tono muscular. Así que me propongo -otra vez- empezar a moverme. Vamos a ver.

Silvia Parque

2 comentarios:

  1. Cuéntanos lo que hayas decidido dentro de tres o cuatro días.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que sí. Me han sugerido empezar con caminar y estiramientos, y creo que es algo con lo que podría...
      ¡Besos, Macondo!

      Eliminar