viernes, 24 de junio de 2016

Ayuda doméstica

Desde que nació B, no me he dado tiempo para sentarme a pensar con tranquilidad, visualizando lo que quiero. Se hace necesario porque hay cosas importantes que han cambiado en mi vida, y espero más cambios pronto.

Cuando me ponga a la labor y empiece a escribir una lista, hay algo que voy a subrayar con rojo: algo que deseo con toda mi alma:

Quiero... Necesito... Me es indispensable tener ayuda doméstica. 

Sueño con una empleada o un empleado que se encargue de la cocina y del baño. Hago cuentas pensando en la posibilidad de que alguien viniera al menos una vez a dejar mi cocina como las cocinas decentes. Me imagino con una economía sin las emociones que incluye la que tengo ahora, contratando a alguien, antes que gastar en cualquier otra cosa.

Silvia Parque

4 comentarios:

  1. Suerte con tu ilusión. Ojalá puedas hacerla realidad pronto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Yo opino igual que tú. Es grandioso contar con ayuda doméstica.
    Un beso

    ResponderEliminar