sábado, 7 de noviembre de 2015

Dejar algo a lo que estamos apegados

Si es difícil dejar algo a lo que estamos apegados, aun cuando ese "algo" sea evidentemente dañino, o el contacto con ello sea consistentemente doloroso, puede ser muy difícil dejarlo cuando se trata de algo que no parece hacernos daño, que muchas veces nos hace sentir bien... o que cuando nos llega a hacer sentir bien, nos hace olvidar cuánto nos hizo sentir mal.

Silvia Parque

2 comentarios:

  1. Es que no todo es tan bueno o malo como parece. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, no todo es blanco o negro.
      Un beso, Susana.

      Eliminar