miércoles, 18 de marzo de 2015

Me pica


Mi piel es territorio en crisis.

Apenas unos días después de saber que estaba embarazada, compré aceite de almendras, y empecé a untarlo regularmente en las partes del cuerpo que sabía que iban a crecer. La barriga creció tanto, que dejé de ver la parte de abajo de mi vientre, y la omití de las sesiones de cuidado. Hasta que un día sentí una comezón más molesta que las otras, ahí donde ya no podía ver, en el vientre, abajo. La piel estaba roja, roja -según el informe que recibí-, y daba la impresión de romperse. Ahora la cuido con una pomada especial, y parece que se ve mejor; pero la sensación de ardor y picor, sigue.

En medio de la barriga, todos los pantalones excepto uno, dejan la marca de su presencia. He creído que es porque ya casi nada me queda; pero puede ser que no sea la relación tamaño-talla, sino la sensibilidad de la piel. Quisiera que no me rozara nada.

Para terminar: arriba, en el cuadrante superior izquierdo de mi cuerpo, como un caminito de la espalda a un costado de mi teta, pasando por el hombro: seis granitos dan lata como un ejército de piojos asesinos. No son ronchas; parecen granos comunes, de los que salen en la cara de los pubertos. Cuando yo pasé por mi temporada de acné, nunca tuve comezón de esta manera, pero así se portan estos seis. Tal vez la pomada para la barriga era demasiado para la piel de este otro lado, más delicada, y tapó los poros; he dejado de usarla ahí, y empecé a lavarme con jabón exfoliante. Espero que funcione.

Para ponerlo en perspectiva, calculo el porcentaje de la piel "afectado", y me alegro de que no sea para tanto.

Silvia Parque

4 comentarios:

  1. ¿No será el calor? A mi me saca granos por todos lados.

    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, porque en Querétaro está fresco :S
      ¡Beso!

      Eliminar
  2. Vaya... Espero que mejoren los picores con esta nueva solución...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Sí! La verdad es que lo único que siento que me alivia, es el agua de la regadera; pero no puedo quedarme ahí :D en segundo lugar, aunque no alivia, de algún modo funciona el distraerme de la sensación. ¡Y por nada del mundo rascarme, porque eso es como despertar a los demonios del picor!

      Eliminar