lunes, 23 de febrero de 2015

Tipos de cosas que causan problemas con la pareja

Le decía a una amiga que hay tres tipos de cosas que pueden causar problemas con la pareja.

1. Características inherentes a la identidad de la persona, que ya estaban ahí o se prefiguraban, cuando la persona llegó a nuestra vida. Como suelen ser visibles desde el principio, se supone que una eligió a la persona considerando que estaba bien como era. El problema es que a veces no queremos ver lo que tenemos enfrente (como quien no percibe el alcoholismo del otro), o sobrevaloramos nuestra capacidad de lidiar con cosas que no preferimos (como una discapacidad física)... o suponemos que mágicamente, cambiará lo que no nos va muy bien. Pero si él ya es papá, si él es policía, si él ha jugado a las cartas todos los jueves de los últimos quince años, esto ya viene dentro del paquete: se toma o se deja.

2. Hábitos, reacciones e ideas que no son parte de los principios de la persona. Pueden haber estado ahí siempre, o ir apareciendo. Son todas esas "cositas", como que él deje su ropa tirada, que pueden enervar y ser el detonante de discusiones y pleitos con importancia.. No necesariamente tienen que ser cosas que "están mal"; pueden ser cosas que hacemos de forma diferente, y que nuestro emperador dictatorial interior quisiera que se hicieran a nuestro modo. Aquí hay margen de maniobra. Se negocia y se acuerda; se encuentran maneras de congeniar. Entre más a gusto estamos, menos importan estas cosas, y paradójicamente, entre más a gusto estamos, más cada cual querrá agradar al otro, cediendo lo posible.

3. Lo importante. Puede tener relación con cosas del tipo 1 o del tipo 2; pero está en otro orden. Se refiere a las actitudes o comportamientos que lesionan la confianza o que van en detrimento del vínculo de la pareja.

Yo creo que cuando se trata de personas por todos lados adultas, cuando ya se tuvo antes una pareja estable, cuando la relación va por una segunda vuelta; es decir, cuando las personas tenemos más recursos para encontrarnos con el otro (si es que ha habido aprendizaje), se descubre que no vale la pena tener problemas por cosas del tipo 1 o del tipo 2. Los afectos positivos, el compromiso, la relación en sí misma se ponen por encima de estas "cosas".

Silvia Parque

4 comentarios:

  1. Como para hacer de esta entrada un librito y compartirlo a mis alumnas.
    Les encantaría leerlo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :D :D Están en la mera edad de pensar en "cómo funciona" :D
      ¡Abrazo, Mel!

      Eliminar