martes, 6 de enero de 2015

El momento de tomar un baño cuando hace frío

No soy una persona limpia. Nunca me ha importado suficiente. Pasan temporadas enteras en las que no me lavo la cara por las noches. Mi piel es de las que necesitan una lavada de cara por las noches, así que eso es malo. Pero me he conformado con que desde hace años, me tomo en serio la cepillada de dientes nocturna; eso fue un gran avance.

Con tales antecedentes, es fácil imaginar que no desarrollo incomodidad alguna, cuando este cuerpo no recibe un baño.

Hay que decir que me baño todos los días... en general.

Pero de vez en cuando me doy un sabadito de flojera, en pijama hasta tarde, y me cambio de ropa sin haberme bañado. Luego, están los días de frío. Entre estar limpia y permanecer caliente, mil veces prefiero lo segundo. Además, tengo justificante médico: un año en que me enfermé, cuando el médico conoció mi rutina -baño de madrugada y salida al frío-, me dijo que así iba a morirme muy limpia. Desde entonces, busco las mejores condiciones climáticas para el baño, por lo que en invierno es muy común que me bañe después de mediodía... y que si hace mucho frío, y me he bañado el día anterior, y el día anterior al anterior...  pues no me bañe...

Disfruto mucho estar bajo el agua, y la sensación de frescura que da estar limpiecita... pero es duro ese momento de quitarme la ropa y temer que las primeras gotas no estén calientes, sino apenas tibias.

Silvia Parque

6 comentarios:

  1. A mí no me importa si la casa está sucia. Si no he barrido o no he quitado el polvo en varios días. Pero con mi higiene personal soy todo lo contrario. Por la mañana NECESITO ducharme antes de nada. A veces, me ducho dos veces al día. Y cepillo mis dientes tres veces al día. Sin falta. Mi hijo se parece a mí en eso. Siente que si no se ducha por la mañana no se puede ni vestir jajaja Madrugamos mucho para tener tiempo de ducharnos los dos.

    Pero odio el frío, por eso pongo el calefactor en el baño un buen rato antes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :D Eres suertuda en haber heredado eso al crío. Por lo que sé, los muchachos de esa edad no son lo que se dice muy higiénicos. En ellos, pasa, que ya cuando crecen tienen que ajustarse a lo que pide el mundo... pero yo, tan grandota :D a mi abuelita le daría pena ;)
      Pero no era así de chiquita, ¿eh? Culpo a las condiciones climáticas de los lugares donde he vivido. Si tuviera un calentador de agua más efectivo, y calefacción en casa, ni la pensaba... creo :D

      Eliminar
  2. Dicen los médicos que no es necesario ducharse todos los días y que incluso estropea la piel. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ea! Mayor justificación ;)
      Un beso, Susana.

      Eliminar
  3. Hace poco me dio un resfriado fuerte y el médico me dijo:
    ¿De qué están llenos los panteones?
    No recordé la frase y levanté los hombros sonriendo.

    Él dijo: De limpios y pecadores.

    Me decía que no debía bañarme en la mañana, que mejor me bañara en la noche.

    Juro por los dioses que lo he intentado..mi rutina me lo complica...

    A todo esto, creo que yo prefiero limpia aunque muera congelada o de algún resfriado.

    :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno... al que por su gusto muere, la muerte le sabe a gloria :)
      Si te bañas suficientemente tarde por la noche, en la mañana despiertas todavía fresca, de manera que te sientes -de hecho estás- limpia. Yo no lo hago tarde porque no tengo secadora de cabello, pero hasta se duerme una muy a gusto.

      Eliminar