viernes, 15 de agosto de 2014

La triste historia con Fulano o con Mengano

Más de una vez he pensado en cómo sería mi vida, si me hubiera quedado con Fulano o con Mengano. No habría podido ser, de ninguna manera, por las razones que hicieron que no fuera. Pero nada más como ejercicio de imaginación, lo he proyectado, entro en detalles de la cotidianidad, y es divertido. Entonces sale mi vena dramática y me molesto -digo que es mi vena dramática porque, ¿qué necesidad de molestarme en mi propia imaginación?-: me empieza a molestar la casa, la familia política o sus amigos, nuestra convivencia; entonces extraño mi realidad y me asusto. Ahí estoy yo, en la dimensión desconocida, y tengo que hacer daño a buena gente para armar como sea esta realidad de acá, que no existe en ese mundo donde me metí por tonta, quedándome con el Fulano o el Mengano que no eran.  

Silvia Parque

6 comentarios:

  1. Jaja, yo también lo hago, muchas veces, demasiadas como para que no me parezca incluso preocupante.
    Aquellos fulanos o menganos de antes de la seta tienen pocas oportunidades, a la que me imagino un cambio ahí me entra tal angustia que tengo que parar, ya nada me cuadra ni me gusta.
    Los de después...bueno, siempre llego a la conclusión de que si no fue debió ser por algo, a saber porqué caminos me hubiera llevado el asunto, quizás hubiera muerto en un accidente en su coche o...¿Tú dices que te pones dramática? no sabes quien soy yo para el dramatismo jaja.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ah! Si Dios nos hace y nosotras nos juntamos :D ¡Yo no sé que necesidad de imaginar tonterías!, pero la verdad es que he pasado por ese ejercicio con cada uno de los que hayan pasado por el corazón, hasta en los casos en que nada que ver, por ejemplo, porque éramos niños.
      Me gustaría poder verlo en película ;D
      ¡Besitos!

      Eliminar
  2. Joder, pues a mí a paranoica divagando no me gana nadie... O eso creía, porque nunca me he dedicado a imaginar qué sería de mí si estuviera con fulano o mengano... Y es raro! Porque ahora me muero por hacerlo jajaja me pongo a ello y os cuento :)

    ResponderEliminar