miércoles, 13 de agosto de 2014

El amor en la compra de útiles escolares

En mi casa, gracias a Dios, la escuela era algo "asegurado". Nunca dejé de tener todo lo que necesitaba, cada ciclo escolar. De hecho, nunca pensé en seguir estudiando como una "opción". Ahora sé que no aprecié el tamaño de la inversión que se realizaba en mí, y que no agradecí suficiente los esfuerzos que implicaba. Mi abuela nos contaba que Fulano de Tal, no me acuerdo si conocido suyo o de mi abuelo, iba a la escuela descalzo, y como no podía comprar cuadernos, usaba el reverso de los almanaques para hacer sus apuntes. Aunque siempre me han gustado mucho las historias, recuerdo que me fastidiaba un poco el tono con el que a veces lo contaba: ese mismo tono de: "tantos niños que no tienen qué comer, y ustedes que no quieren la sopa". 

Ahora lo veo diferente. 

Sé de una persona que se acaba de mudar a la ciudad, y que está ingeniándoselas con el dinero que trajo, en lo que empieza a tener ingresos acá. Tiene dos hijos en edad escolar, y yo me he preguntado estos días, si ya lo tendrá todo cubierto. Seguramente sí, porque es de un medio socioeconómico en el que los papás mueven cielo, mar y tierra, para que sus hijos vayan a la escuela bien vestidos, bien calzados, y con todo los útiles de la lista. En cambio, conocí una familia también "inmigrante", que decidió dejar a las tres hijas sin estudiar, lo que restaba del ciclo escolar más un año más, porque no podían con la carga de cuotas, uniformes y etcéteras. Nunca había visto algo así, de cerca. Me parecía inaceptable: escandaloso. Si tenían techo y los dos papás trabajaban: ¿cómo no mandaban a las niñas a la escuela? Me faltaba mucho qué aprender sobre las dificultades. [Por cierto, esas personas extraordinarias me dieron en qué sentarme cuando no tenía en qué, y me compartieron su comida cuando tuve hambre.]

Conocí a una mamá que iba comprando un cuaderno cada semana, hasta que completó los de todas las materias, un mes después del inicio de clases. No puedo recordar quién era ella, cuál era nuestra relación o en dónde estábamos cuando la oí contarlo; pero recuerdo con qué gusto lo dijo, qué llena de amor estaba. 

Silvia Parque

10 comentarios:

  1. Nosotros nos hemos privado de mucho por darles a nuestros hijos la mejor educación. Creo que es algo imprescindible. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mejor que se nos puede dar, desde mi punto de vista.
      Un beso, Susana.

      Eliminar
  2. Bueno...nunca lo he vivido con angustia porque mi hija siempre ha ido a la educación pública, y aunque pagas libros, material escolar y salidas culturales, que no creas se va una pasta, pero en fin, hasta ahí llego.
    Si que a veces he tenido dificultades como para plantearme si pagaba los días de colonias, pero eso es accesorio.
    Lo que me preocupa es cuando termine la educación obligatoria a los 16 que va a ocurrir, porque si se prepara para la Universidad, que ojalá sea así, ese si es un dispendio importante. No obstante desde que nació sus abuelos y su tía le abrieron una cuenta en la que ingresan cada mes precisamente para ésto, veremos a ver hasta donde llegamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Oops! He respondido como otro comentario: pero ahí está abajo.
      ¡Besos, Inma!

      Eliminar
  3. Aquí que el niño se eduque puede ser muy difícil, entre la cuota de la sociedad de padres, los uniformes, y los útiles; más teniendo varios hijos. Ni hablar cuando hay que pagar transporte, aunque sea transporte público. Esta familia de la que hablo, con tres hijas (en realidad solo dos que iban a ir a la escuela), simplemente no podía, y eso que vivía -vivíamos- en un lugar pobre (las cuotas de las escuelas varían según el medio en el que están).
    ¿Qué son los "días de colonias"? ¿Visitas?
    Todavía quedan un par de buenos años para preparar ese paso, que habrá que dar para un lado o para otro. No te preocupes: los caminos se abren cuando una niña está cubierta por amor como ese que abre cuentas de ahorros :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los días de colonias son normalmente tres o cuatro días en que se van todos a convivir juntos con los profesores, duermen fuera en alguna "casa de colonias" donde ya está todo montado para ellos.
      Es muy chulo, y yo creo que enriquecedor, otra cosa es que mi opinión es que de ahí todos "chupan" y termina saliendo carísimo. Tres días a 50 km de su casa, no creas que son viajes largos, en autocar, con alojamiento y comida 300 y pico euros pues que quieres que te diga...
      Este año vino la muy ladina: - mami, que como sé que no vamos bien de dinero, que no te preocupes, no voy a las colonias y ya está - lo mismo le dijo a su tutora en el Instituto, que me telefoneó luego emocionada - mira tu hija, que madura y que linda! -
      En fin...me hice la tonta, y no quise desilusionar a la profesora, ni hacer ver a mi hija que la había pillado, pero la conozco, que la he parido, su amiguísima del alma no iba y a ella entonces lo de las colonias le importaba un pito. El caso es que me las ahorré

      Eliminar
    2. ¡Enhorabuena por el ahorro! Por lo que dices, es que ya lo ha vivido alguna vez, así que no se queda sin conocer la experiencia :)
      A mí me sorprendía, cuando trabajaba en jardín de niños particular, cómo se puede "succionar" de la bolsa de los papás, para sacar ganancias de modos... "poco honorables". Pero también he visto cómo en la primaria pública, se hacían malabares con las contribuciones de los papás, para montar un buen festejo en Navidad o el Día del niño. De todo hay :D

      Eliminar
    3. ¡Ya vi sus "casas de colonias"! :D

      Eliminar
    4. Desde los tres años hasta los 12 no ha faltado ni un año, éste ha sido el primero.
      Es que lo de "Colonias" no estoy segura pero creo que se dice sólo aquí en Cataluña, y no me sale otro modo de llamarlo ¿Campamentos? no sé...
      Son chulas las casas ¿verdad? Se lo pasan pipa, tengo los vídeos de los primeros años, y verlos tan pequeñitos como espabilan y lo bien que se lo pasan...

      Eliminar
    5. Sí, son casas muy bonitas: ¡cómo no iban a pasarla bien! Bueno... si les ponen actividades físicas, juegos, como supongo, yo no la habría pasado bien :D pero imagino a la Seta aprovechando cada momento :)
      ¿Y desde los tres años? Eso sí que es un paquetote para los profesores :D

      Eliminar