martes, 29 de julio de 2014

Apuntes de la conferencia de Carlos Kasuga, 2a parte

Vi dos veces ESTA conferencia de Carlos Kasuga, dirigida a empresarios. La segunda vez me propuse compartir algunas cosas que me llaman la atención, y hoy termino de hacerlo, en esta segunda parte de mis apuntes. Como había aclarado, no comparto su cosmovisión; pero sí creo que hay mucho aprovechable en lo que dice. Esta entrada, pues, tiene sus ideas y sus palabras; las citas textuales están entre comillas, pero todo es suyo, así que también pueden colarse frases tal cual las dijo, que no estén entrecomilladas.

----

Según el sr. Kasuga, los siguientes son tres problemas de México, que si no se resuelven de raíz, harán muy difícil que el país salga adelante:

1. No somos autosuficientes en alimentos. Esto hace que perdamos independencia.

2. La sociedad admira al que tiene, y no al que es. Por eso no se admira sino a quien logra éxito material, incluso cuando lo haya obtenido ilegítimamente, de modo que por ejemplo, el profesor -que gana poco dinero-, no es reconocido a pesar de que su labor es fundamental para que el país genere riqueza.

3. Se toman decisiones sin sentido en materia de economía. Nadie se sacrifica para el beneficio de la comunidad en la que está desarrollándose. Al contrario: un empresario japonés es capaz de contenerse para dedicar todas sus ganancias a la reinversión, mientras su empresa está creciendo; del mismo modo, no se permite a sí mismo ganar más de siete veces lo que gane el empleado con menor jerarquía.

Las empresas japonesas llegan a ser grandes, porque su valor más importante es la gente: su gente. El trabajador debe recibir educación, sueldo moral, y apoyo para crecer. No es el dinero lo que motiva a la gente; no importa cuánto se gane: nadie está contento con su sueldo; lo que sí motiva es el sueldo moral: el reconocimiento, el agradecimiento; eso que hace a las personas sentirse útiles, respetadas y queridas.

Silvia Parque

2 comentarios:

  1. Esta conferencia es absolutamente aplicable a España y me temo que a muchos otros países.
    El desarrollo no ha ayudado a hacernos mejores personas, sencillamente a contribuído a preocuparnos de sobresalir del resto a cualquier precio y es terriblemente triste.
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así que España está en el club... Ojalá cada vez más personas nos ocupemos en mayor medida de "qué" y "quién" somos. Lo demás viene por añadidura.
      ¡Beso, Dolega!

      Eliminar