domingo, 8 de diciembre de 2013

Ver de lejos

¿Has visto a la gente que quieres, de lejos? En lo suyo que no es lo tuyo, conversando o trabajando. Es de las cosas que hacen saber-sentir que quieres a alguien; de ese querer que no es amar pero suele ir junto-con. Le ves y te sientes orgullosa. Es de lo más emocionante cuando estás enamorada, pero puede darse en cualquier querer. Digamos que la mamá va al colegio de su hijo a pagar la colegiatura, y que atravesando un patio le toca en suerte mirarlo en clase de Educación Física, sin que él se dé cuenta, sin que ella esté ejerciendo de mamá en el sentido de echar porras, de cuidar o corregir; solamente va pasando y lo ve, ni siquiera puede quedarse a contemplar; lo ve ser como es, y le gusta lo que ve.

[He visto la foto que mi mamá pone en su currículum.]

Silvia Parque

6 comentarios:

  1. Siiiiiiiiiiiiiii!!!!!!!!!!!!!!!! Vas por la calle y ves de lejos a esa persona, tu pareja, tu hijo, tu madre, y por unas milésimas de segundo ni siquiera le reconoces y lo ves como desde fuera, sin las implicaciones de tu conciencia de verlo. Es una sensación extraña, y muchas veces reveladora.
    El otro día me pasó con mi hija, bajé a la calle, miré hacia atrás y vi una adolescente típica de unos 15 ó 16 años con un cuerpazo mirando su móvil como no, no analicé, seguí andando, volvía a mirar para atrás y me di cuenta de que era mi niña de 13 jaja, fue muy raro.
    Con el coriano me pasó hace unos meses, lo vi de lejos y durante esos breves momentos en que más que pensar sientes, vi un tipo con unos rasgos de malo que me resultaron atractivos, no dio tiempo a más, enseguida lo identifiqué, pero me hizo mucha gracia la sensación que había tenido años después de fijarme de nuevo en él sin conocerlo.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me has recordado un capítulo de La Niñera en que el papá ve a la hija creo que de 17 por la calle, y cree que es una veinteañera y creo que está a punto de piropearla. A él no le cae nada en gracia ;D en cuanto al tipo con finta de malo: lo entiendo taaan bien...
      Pero le has agregado algo importante. Yo no había pensado en ese momento, a veces de menos de un segundo, en que aún no reconoces a la persona. Ese momento es de lo más especial. Ahí sabes a ciencia cierta cómo tu química responde a esa persona, fuera de los lazos afectivos que crea el "deber ser" de la relación en la que se está. Me refiero a lo que conversabas con Telma respecto a la relación de hermanas; la cultura dicta que hay que querer a la persona que es tal cosa tuya, una misma se lo dicta a una misma, porque qué lío estar con una pareja que no quieras, y puede ser el acabose psíquico cuando no quieres a los padres o a los hijos -que se da-; pero no necesariamente tienen que gustarte, y en ese sentido, aprendemos a no alimentar el no-gusto que sintamos, aprendemos a ocultarlo sobre todo de nosotras mismas, pero en ese medio segundo en el que ves a la persona un poco de lejos y no le reconoces, te sientes atraído o no, por la persona, te gusta o no, o hasta te disgusta. Muy revelador.
      ¡Besitos, Inma!

      Eliminar
    2. Ahhh! Que gran serie la de la Niñera!

      Es que si no es ese momento, aunque a veces lo he intentado me es imposible ver a esa persona "desde fuera", así que tengo que aprovechar esa especie de flashes que se dan a veces.
      Luego me ha pasado por ejemplo con mi madre, en ese momentico en que la reconozco justo después de no reconocerla, me entra una ternura...luego se me pasa jaja, pero sé que está ahí

      Eliminar
    3. ¡Ah! Ese es otro momento, sí, y tiene lo suyo que es mucho: el momentito del reconocimiento después del medio segundo sin reconocer. Como cayendo en la relación por efecto del reconocmiento... me ha pasado últimamente, no precisamente porque no reconociera la identidad del otro, sino por esa sensación de: "eres ajeno a mí, ahora somos extraños", y de pronto: "eres mi familia, te he querido tanto", que en mi caso siempre acaba con "te quiero".

      Eliminar
    4. Oh Silvia! No! Ese es otro tipo de momento...me has hecho recordarlo...es tan extraño, tan raro...tan triste...no sabría definirlo, es como si no fuera real o como si tú estuvieras viviendo una vida paralela...ufffffff.
      Mira que lo he vivido y en ningún momento al leer tu post lo he identificado con esos momentos, y voy a seguir sin hacerlo, me duele recordarme ahí, y no quiero revivir la sensación.
      Besitos

      Eliminar
    5. Menos triste que extraño, pero sí: no lo veo tanto como estar viviendo una vida paralela, sino como haberla vivido. Me acuerdo de una película en la que Liz Taylor es Cleopatra y dice que se siente extrañamante despierta, como si su vida hubiera sido un sueño, el sueño de otro. A mí me duele saberme en ese momento, mejor que tú no lo recuerdes :)
      Besitos

      Eliminar