viernes, 8 de noviembre de 2013

La gente la riega y lastima

La gente la riega. Me gusta la expresión porque imagino regueros: de vida, de palabras, de cosas perdidas, de escoriaciones. A veces, este regarla lastima a otros.

Creo que excepto cuando "el otro" es un niño, nadie es responsable de lo que otro sienta; pero sin duda hay gestos, palabras, actos, que ordinariamente lastiman a una persona ordinaria -y la mayoría somos ordinarios en "desarrollo emocional"-.

Así que la regamos y lastimamos; todos. Es evidente, pero tardamos en estar en paz con eso. Sobre todo cuando se refiere a los gestos, palabras, actos, de quienes son o fueron más cercanos, y de aquellos cuya cercanía estaba signada por un rol que implicara la consigna cultural -imposible- de no regarla y no lastimar (el ejemplo paradigmático es el de la madre).

Silvia Parque

6 comentarios:

  1. No se puede evitar lastimar a los que amas. Lo importante es hacerlo sin querer. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es importante la intención, sin duda.
      Un beso, Susana.

      Eliminar
    2. Pero dice el refrán que el infierno está lleno de buenas intenciones.
      Hay un tipo de personas muy concreto que se dedican a fastidiarte la vida o a tocarte las narices, pero como es con buena intención y nunca han querido hacerte daño...sí, sí, pero me has jodido y no me queda ni el consuelo de poder recriminártelo y enfadarme.

      Eliminar
    3. El consuelo de enfadarnos no hay que negárnoslo, Inma, aunque el otro lo haya hecho sin mala intención. El de recriminar es otra cosa; a veces funciona y está bien; a veces no consuela, porque si nos ha lastimado alguien que queremos y le lastimamos, saldremos doblemente lastimadas al saberle lastimado.
      Yo digo :)

      Eliminar
    4. Pero algunos deben aprender a tener tacto y empatía, no podemos ser siempre las mismas las que dejemos pasar las cosas porque "como es con buena intención..." Yo me refiero a personas que son recurrentes y se pasan la vida tocando las narices, eso sí, sin maldad, pues casi prefiero que sea con maldad, así puedo defenderme

      Eliminar
    5. Sí, hay que ponerle límites a los que sin mala intención, lastiman y lastiman :)

      Eliminar