miércoles, 16 de octubre de 2013

Dejar dicho

Después de leer "Y si me muero, plim".

Hay que dejar dicho, cuando una está sana y en pleno uso de las facultades mentales, lo que una quiere que pase en caso de una condición médica que requiera decisiones sobre el cuerpo de una, cuando una no esté en condiciones de tomar las decisiones. Hay que dejar dicho cómo una preferiría que fueran los momentos cercanos a la muerte, y lo que una prefiere que se haga con su cuerpo muerto.

Silvia Parque

6 comentarios:

  1. Me encantó la entrada del blog; creo que este es uno de esos temas delicados donde no se está permitido decir lo que en verdad se piensa por temor a herir sensibilidades.

    Hace tiempo perdí a una amiga muy querida y a raíz de esa experiencia me pregunto hasta dónde debe ir la intervención médica y dónde es que comienzan los derechos del que se quiere ir.

    La única manera es como tu dices, dejar dicho.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno que te gustó, Taty, gracias :) es un tema muy complicado cuando se piensa en serio para una y los que una quiere; qué complicado sobre todo, no tener claro qué quiere la persona a quien una quiere...
      ¡Abrazos!

      Eliminar
  2. Mejor dejarlo por escrito por si acaso. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Mi mamá no para de decirlo últimamente, está alargando su vida.
    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si entiendo bien, Dana, si es que tu mamá trae ese tema en mente o si, ojalá que no, está pasando por un momento médico complicado. Si esto último fuera el caso, te mando mucha-mucha buena vibra para que las envuelva en afecto.
      Abrazo y beso.

      Eliminar