lunes, 4 de febrero de 2013

Ahora tú

Hoy mi marido hizo la comida. No es raro, pero tampoco es lo usual. Me llamó cuando estaban los platos servidos y no fui de inmediato. Cuando llegué, noté que estaba frío, lo dije y él señaló que estaba frío porque me había tardado. Seguramente tenía razón, pero me causó gracia su tono medio-de-reclamo porque yo ponía ese tono, antes, cuando lo llamaba a comer y él no se presentaba en la mesa de inmediato.

Silvia Parque 

7 comentarios:

  1. Jaja, que gracia me ha hecho, tooooda mi vida llevo con el reclamo y jamás he conseguido que nadie se siente a la mesa cuando yo aviso. Lo del coriano ya es de juzgado de guardia, espera oir - la comida!!!!! - para lanzarse a hacer cosas en el último momento cuando estaba tocándose los huevis hasta entonces, y me cabrea mucho, muchísimo, me parece una falta de respeto. Nunca se lo he dicho, nunca expreso el cabreo, pero sé que se me nota en la cara y aún así no hay manera.
    Probaré tu método, un día lo pongo a él a cocinar, y luego lo hago esperar, a ver como le sienta.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :D él es capaz de decir cosas como "ya estoy ahí" y NO está ahí, es decir, no esta AHÍ frente a mí donde estoy yo :D pero un día dejó de importarme (eso, y que le pusiera chile o salsa a la comida antes de probarla). Curiosamente, entre menos me fue importando, menos se tardaba en llegar a la mesa... eso, y que cada vez es menos común que haga comida, así que yo creo que con más ganas, llegan más rápido :D
      Besos, Inmagina :)

      Eliminar
  2. Me hace gracia, porque yo le digo lo mismo a mis hijas. Que ya se acordarán de mi cuando tengan que hacer y servir su propia comida. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hombre, eso es otra historia! Yo de verdad estaba sorprendida cuando me casé, y empecé a llegar de trabajar a mi casa: resultó que la comida no se hace sola :D Esto da para otra entrada :D
      Un beso, Susana.

      Eliminar
  3. Qué parecidos somos todos a pesar de las distancia, nos habrán hecho con el mismo molde calculo yo.
    Yo me cansé de decirle y ahora dejo que lo "maneje", jajaa.

    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí... a ver si mejoramos el molde para los que vengan ;) Yo también dejé por la paz el asunto, y me la paso mejor. Me di cuenta de que, en mi caso particular, había ahí un querer controlar al otro y un depender del otro, que preferí cortar.

      Eliminar
    2. Sí puede ser asombroso lo de la distancia, porque si no estoy mal, aquí habemos personas de (o en) tres países distintos :D
      ¡Beso, Dana!

      Eliminar