jueves, 4 de octubre de 2012

Pan que sabe y huele

Descubrí, compré y probé un pan de caja con mantequilla, es decir, con mantequilla "de origen". Su sabor es fuerte en comparación con el sabor neutral del famoso pan Bimbo e incluso en comparación con el sabor natural del pan La Integral, que es mi preferido. Su olor también es fuerte. El empaque presume que el producto se elabora mediante procesos rústicos de fermentación que dan lugar a tal sabor y aroma.

Tuve una conversación al respecto y recordé que oí a algunas estudiantes quejarse del olor de la cafeteria... como nunca he distinguido ni rastro de mal olor en la cafetería, me interesé y les pregunté a qué olía; dijeron que "a comida". Ellas mismas aclararon: "no es que huela mal"; pero según explicaron con otras palabras: no debía oler.

Había pensado en el tema respecto a las personas, que se supone no deberíamos tener vello, grasa en la piel ni olor -yo no estoy de acuerdo-. La primera vez que pensé un buen rato en eso respecto a la comida, fue leyendo un ensayo de Octavio Paz que compara la comida mexicana y la comida gringa.

AQUÍ el vínculo a la página web de "La Superior", cuyo producto ha inspirado esta entrada. Me entero de que tienen 106 años.

Silvia Parque

No hay comentarios:

Publicar un comentario