sábado, 8 de septiembre de 2012

Como tú, como cualquiera

Creo que saber que somos seres únicos, a veces nos lleva a la arrogancia de pensarnos la rara excepción: la estadística aplica para todo el mundo, excepto para nosotros; las reglas deberían seguirlas los demás...

Esto puede ser útil para estar bien (por ejemplo, para conseguir un buen trabajo en medio de una crisis económica) pero me ha resultado mal cuando lo extiendo hasta creer que estoy libre de los atributos que nos distinguen como humanos, o que mis relaciones pueden librarse de lo que aqueja a cualquier relación humana.

Silvia Parque

No hay comentarios:

Publicar un comentario