miércoles, 15 de agosto de 2012

Cómo saber que estás demasiado cansada

1. Te quedas en pausa durante unos segundos, y para continuar en lo que estabas, tienes que preguntarte en qué estabas.

2. Tienes "ilusiones visuales": ves, por ejemplo, que una sombra o un bichito se mueve rápido (sin que haya un objeto o bicho moviéndose).

3 Empiezas a sentir dolores en diferentes partes del cuerpo; típicamente en la cabeza, y en alguna parte de la espalda.

4. Se te cierran los ojos y se te cae la cabeza. [Esta señal puede valer lo que valen las otras tres juntas.]

Silvia Parque

No hay comentarios:

Publicar un comentario