miércoles, 15 de julio de 2015

Limitaciones

A raíz de la maternidad, he pensado mucho en la muerte. Por más que dure la vida, se me hace poco. He tenido la clara sensación de que voy a morir, y me parece muy impresionante. No estoy pensando o sintiendo que moriré pronto; simplemente siento la mortalidad de mi cuerpo. B seguirá viviendo; la humanidad seguirá en su tejemaneje, y yo no estaré.  

Tal vez, en lo que estoy pensando es en limitaciones. Yo no he salido de México, pero incluso la persona que conozco que más ha viajado, ¿cuánto puede conocer del mundo? 

¿Cuántas personas podemos ser?

Silvia Parque

8 comentarios:

  1. Las que pensamos en la muerte cuando tenemos hijos pequeñitos...somos muchas Silvia!!!
    Creo que es tan natural que pase.
    Yo disfrutaba tanto de mirar a mis bebes y de pronto me encontraba pensando: "y si me muero? Y si no la/lo veo crecer??"
    Después se me pasó.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, ¿verdad? Creo que la maternidad es un modo de entrar en algo así como un "flujo dinámico de la vida", y entrar en él hace caer en la cuenta de que la vida propia es finita. Pero a mí no me da por pensar en mi muerte en relación con mi niña, como en no verla crecer o no estar ahí para ella, lo pienso muy "desde-mí-para-mí".
      ¡Un beso!

      Eliminar
  2. pensar en la muerte, que nos acompaña día a día, esta presente esta compañera desde el momento que nacemos, nos observa, nos mira, incluso diria que la muerte nos cuida, ya que ella sabe cuando es el momento adecuado para partir, y las veces que nos retiramos de este mundo ante de tiempo ella, la muerte, fracasa en su misión que uno logre todos los objetivos impuestos
    A veces pienso, que cuando vivimos agradecido de la vida, la muerte nos abraza y nos retira con mucho cariño y cuidado de este mundo, pero cuando se comete suicidio, la muerte se enoja, la partida no es grata nos hace entender que cometimos un grave error...

    solo es idea mia

    ResponderEliminar
  3. Supongo que cuando tienes una hija como tú verás la muerte con más tranquilidad y naturalidad, porque ella va a ser de alguna manera tu prolongación. Tu simiente ya ha fructificado.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin intranquilidad, y con naturalidad, en el sentido de "como algo natural", que yo de alguna manera trascienda con ella, es una evidencia de que yo, mi yo-misma, no estaré; algo mío, sí, pero no yo. Si hay fruto es que ya no hay flor.
      Besos, Macondo.

      Eliminar