jueves, 7 de agosto de 2014

Ocupando mi lugar

Una persona que sabía pensar bien, tuvo la generosidad, una mañana, de acercarse a platicar conmigo. Por ese tiempo empezaba a inquietarme no estar siendo/haciendo/teniendo lo que se esperaría que fuera/hiciera/tuviera.

Recuerdo la completa certeza con la que dijo que yo era muy joven, que no me preocupara.

No sé si pasaron semanas, meses o un par de años, pero sí dejé entrar la preocupación y acepté el sistema de medida-de-personas de todo-el-mundo. Me alegra haber salido de ahí. Han pasado años de esa conversación y ahora sí no me preocupo.

Silvia Parque

2 comentarios:

  1. Me alegro de que ahora sí no te preocupes :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta que creo que me siento más joven que entonces ;D

      Eliminar