domingo, 30 de septiembre de 2012

Tortugas karma

Mi marido y yo tenemos la teoría de que las personas que hacen batallar a sus padres tienen hijos que no los hacen batallar. Nos regocija pensar que tendremos hijos que no nos harán batallar nadita.

Las tortugas, sin embargo, me están haciendo dudar. Después de tener en cuenta que el huevo cocido, no; que los gusanitos a una medio-sí, pero a la otra, no, y que los peces vivos les representan demasiado trabajo, traté con charales secos. Tuvieron gran éxito mientras fueron novedad, pero luego ya no. Son tan quisquillosas con la comida, como era yo cuando era niña. Solamente quieren alimento procesado, y artemia. Compré, pues, una  elegante bolsa de alimento procesado de importación. Ahora tampoco eso.

Terminaré criando artemia...

Silvia Parque

De las cosas de la crianza que es chistoso recordar...

Más de una madre que conozco, empezando por mi madre y mi abuela, llamaban a sus hijos con los nombres equivocados.

Me encantaba mi abuela con su remate. Empezaba: 
"Fulaaanaaa... Sutaaanaaa... Perengaaanaa..."

Y cuando por fin le atinaba: "¡Túúú! Nombreecorreectoooo". Terminaba:
"¡Sabes que te estoy hablando a ti!"

Silvia Parque

Común y corriente

Después de mucho tiempo, sin permiso y sin merecer, tengo un domingo completamente lleno de domingo. Ni siquiera es un domingo "perfecto", es un domingo sin adjetivos.

Hay un episodio de "Oye, Arnold" sobre un sábado o un domingo perfecto: él se desgañita tratando de conseguirlo. Hice algo así de niña y de adolescente; tiene su gracia, como pasar el primer día de vacaciones todo completo viendo películas, con la chatarra preferida. Este domingo, en cambio, es de lo más común, y se siente como el agua fresca y sin sabor, que llega en el momento de la sed.

Desperté y me levanté cuando se me quitó el sueño. No intenté que mi marido se ajustara a mi horario, y coincidimos. Almorzamos fuera, cerca, sin prisa, con suficiente hambre para que fuera disfrutable pero sin ansia, unos tacos buenísimos, ni muy saludables ni llenos de grasa. Él ha estado restaurando una mesa, y pocas cosas me hacen tan feliz como ver completarse los "proyectos - casa". Yo me he metido en un libro que tenía semanas esperando por mí, y me atrapó como planta carnívora a una mosquita. Estaba leyéndolo en la cama, y cuando tuve flojera, tomé una siesta. Como si el mundo no se hartara de darme regalos, el restaurador fue a echarse junto a mí. Ahora, suena Fleetwood Mac, y me doy gusto doble porque no es común que disfrutemos la misma música. He anunciado que comeremos pizza de nuevo -eso comimos ayer- y nadie opuso resistencia.

¿Cómo puede una felicidad ser tanto, cuando es tan común y corriente?

Silvia Parque

sábado, 29 de septiembre de 2012

Imagina que de verdad

Imagina que una nave extraterrestre aterriza en tu patio, y que un ser extraterrestre como lo pinta la imaginación popular, te obliga con malas artes extraterrestres, a pasar el sábado ordenando cada frijolito de un kilo de frijoles. ¿Cómo le dirías a la persona que esperaba de ti cuatro cosas listas para el sábado por la noche, que un extraterrestre te impidió hacerlo?

Silvia Parque

Fastuosa oportunidad de fracasar

Mi trabajo se ha convertido en una fastuosa oportunidad de equivocarme y fracasar -"fastuosa" de verdad-. No exagero. Creo que los eufemismos en esto de errar-fallar-fracasar, refuerzan la significación exagerada que se le da al error-fallo-fracaso.

Sigo en campaña con la idea de que está bien que a veces las cosas salgan mal (o que simplemente, "no salgan").  Está bien en el sentido de que así es la vida, de que eso nos hace humanos. Las consecuencias nunca son tan terribles como parecen. Al menos, no son tan terribles como sería vivir arrastrados por la perfección, y ni de lejos tan terribles como lo que implica conseguir de hecho la perfección.

Silvia Parque

Una vuelta de tuerca

He querido deshacerme de los compromisos identitarios, y creo que ahí voy: cada vez más "yo", y menos quien me han dicho que soy y quien he creído que soy. Es que a una le atribuyen unas características, y una se viste y calza con esas y otras características, y entonces todo lo demás, todas las posibilidades que no hayan entrado en el inventario, quedan vedadas.

Esto tiene sus dimensiones. Desde la escuela primaria, se oyen cosas como "soy buena para español, no soy buena para matemáticas", y lo peor: "eres buena para español, no eres buena para matemáticas". Creamos categorías estrechas de lo que somos, y eso limita lo que podemos ser.

Es verdad que tenemos mayor facilidad para unas cosas que para otras. Además, no tendría por qué gustarnos todo. [Yo no tengo el mínimo interés en aprender a planchar.] Pero eso es diferente a renunciar a toda posibilidad de que algo en lo que no se tiene facilidad, sea accesible con un poco de esfuerzo. [Me gustaría aprender a peinarme de modo un poco más elaborado.]

En el último par de años, me tocó aprender a liberarme de las cargas que podían significarme los fallos y las faltas. Ahora estoy cambiándoles la significación. Es una vuelta de tuerca. Implica hacerme una persona diferente a la que me he dicho que soy; no creo que haya algo que requiera más esfuerzo.

Silvia Parque

viernes, 28 de septiembre de 2012

Me da pena

Cuando era niña, me daba pena saludar -creo que me daba pena existir-; pero terminé aprendiendo a saludar; inclusive, a iniciar conversaciones. Puede que no sea ninguna joya en habilidades sociales, pero esas pequeñas penas no me hacen gran cosa. Ahora hay otras.

Silvia Parque

Eso es de mí

Vamos a recuperarnos.

Ana vio a esa mujer dejarse en el camino de encontrarse en ese hombre, y se recordó a sí misma, y la historia se parecía a la mía, también. Las mujeres solemos perdernos en el otro. Entregarle nuestro deseo y nuestros recursos a otros.

No solamente sucede con la pareja. A mí me pasa respecto a personas con las que tengo implicaciones fuertes. Dejo de hacer algo que quiero, porque eso es algo que hace ella, o es algo que corresponde a un modo de ser que es el de ellos.

Como si la vida fuera tan larga como para tener un "después" en el que quepan todas las cosas que dejan de hacerse por estas causas. Como si las cosas que dejan de hacerse no tuvieran caducidad.

Silvia Parque

Rib 90

He comido algo literalmente único: uno de esos platos exclusivos del lugar, la "especialidad de la casa".

Quise entrar ahí desde que estaban por inaugurar el sitio, y ha sido una experiencia no solamente deliciosa, sino memorable, por el buen trato de los anfitriones.

Se llama "San Miguelito"; está en La Casona de los cinco patios, uno de esos lugares obligados en el guión turístico del centro de Querétaro.

Silvia Parque

jueves, 27 de septiembre de 2012

Cumpleaños feliz

Parece que conseguiré cumplir 32 años. Se ve muy bien todo, desde aquí.

Silvia Parque

La música que pone otro

Escribe Pablo Fernández que una de las gracias del radio es que una no elige la siguiente canción que va a sonar. Me identifico con la idea. [Claro que es posible comunicarse a la cabina y pedir una canción, pero esto no es un control personal sobre la programación; además, una persona normalmente no llama todo el tiempo que está prendido el aparato.]

Algo-así-pero-diferente pasa con el autobús escolar. Es posible que el conductor sintonice una estación que reproduce música de los años "ochentas, noventas, y más" -según repite continuamente una voz, entre canción y canción-. También puede poner un disco, u otro, u otro; creo que son tres. [No deben ser "discos", ¡con la cantidad de dispositivos que hay ahora!] Yo no escogería ninguna de las opciones, pero de alguna manera, las disfruto todas.

En cambio, me toca un fondo musical en el Departamento -donde trabajo-, que no me gusta. Contamos con un sistema de sonido que hace que otros ambienten el lugar con selecciones musicales "aptas para el trabajo". Muchas veces, varios de los temas me gustan; de hecho, creo que la selección es apropiada; no puedo decir que en sí misma me disguste. Pero no la quiero ahí, no en ese momento, no sin que yo lo decida.

Silvia Parque

Preguntas y respuestas

Creo que la inteligencia divina atiende, responde, resuelve. Si le hago una pregunta -una de esas preguntas importantes, vitales- y no me empeño en responderla desde mis medios, la respuesta va estar ahí. Suele sorprenderme el modo en el que se presenta.

Silvia Parque

miércoles, 26 de septiembre de 2012

Confiamos

Confiamos en que nos reuniremos por la noche. A veces, llego a la casa y lo encuentro. Casi siempre encuentro una nota si él no está.

Mi madre llama para desearme una bonita semana. Volverá a intentarlo si no me encuentra. Me hace feliz. Le gusta oír que estoy bien.

Tengo tres hermanas, hermosas como cada una, cada cual de su color, enteras, frescas, haciendo su vida.

El hermano de mi hombre se hace hombre. La mujer que es su madre nos da cariño gratis.

Confiamos en que otros tantos, queridos, están por ahí, algunos mejor que otros. Los menciono en mis oraciones.

. . . . . . . . . . . 

Hoy supe que murió un empleado de la universidad.

Silvia Parque

Cena de chatarra

Una cena de chatarra sigue dándome gusto de vez en cuando.

Desde que dejé de tener cerca a la abuela, valoro mucho la comida "de verdad"; pero de cuando en cuando, se me antoja algo hipercalórico e hiponutritivo.

Creo que además del efecto de la mercadotecnia y de los azúcares procesados, tengo una asociación con uno de mis momentos más felices. Había ido con mi abuelo a la ciudad donde él vivía de lunes a viernes, y para cenar, compró un montón de chucherías. Recuerdo todos esos colores sobre su cama.

Silvia Parque

Del paquete de la edad adulta

Nuestra libertad es valiosa porque lo que hacemos tiene consecuencias. Entre menos efecto o alcance tenga lo que hacemos, menos trascendencia tiene la facultad de decidir si se hace o no se hace, y cómo se hace o se deja de hacer. Viendo la consecuencia como lo que otorga valor a la libertad, va viniendo mejor eso de asumir responsabilidades.

Silvia Parque

martes, 25 de septiembre de 2012

¿Qué será?

Terminar la tesis es como quitar un tapón que detenía los procesos vitales. Ahora que no está, la pregunta que nunca me dio trabajo en la adolescencia, le hace antesala a mi cumpleaños.

¿Qué quiero?

Silvia Parque

Cruzada por la decencia

Estoy a favor de muchas desobediencias, defiendo el espacio para muchas desobediencias que no apruebo, y creo que son necesarias las desmitificaciones de la autoridad. No estoy, pues, del lado "del orden". Y últimamente, creo que al "lado del orden" le falta cada vez más decencia de la que me importa: la que se trata de obrar con justicia, en el reconocimiento de la dignidad del otro.

Pienso en esto a raíz de las propuestas de reforma a la Ley Federal del Trabajo. Creo que es posible pensar en una propuesta así, nada más desde la prepotencia.

Para contrarrestar, propongo promover la decencia en el trato a cualquiera que nos brinde servicios. Por ejemplo, dejar de tener "muchachas" y empezar a tener "empleadas domésticas", brindándoles condiciones laborales adecuadas. ¡Hay soluciones creativas para compensar a alguien cuando no se le puede ofrecer lo que realmente vale su servicio! Se puede si se tiene en mente hacer un trato justo.

Silvia Parque

Mi lado oscuro

Tan tenebroso como el de cualquiera, pero más, porque es mío. Imposible de compartir, aunque hay quien tiene la puerta abierta -uno solo-.

Tan dentro que es más yo que mis deseos.

Como una matriz hambrienta, como hoyo negro.

Silvia Parque

lunes, 24 de septiembre de 2012

Tan pequeños y sedientos

Los mosquitos me han enfermado la pierna derecha.

Una tercera parte de mi anteriormente hermosa extremidad, está cubierta de bultos rojos como enanos malvados que excorian capas interiores de mi piel.

Entiendo que necesitan envenenarme para sobrevivir, pero esto raya en la vileza.

Silvia Parque

domingo, 23 de septiembre de 2012

Ahora, hago

Soy una persona contemplativa. Más que reflexiva. Me identifico con las tortugas porque podría quedarme quieta sobre una piedra, y casi convertirme en piedra, al menos sentir que me convierto en piedra. Para mí, pasar al "hacer" es todo un proceso, y moverme cotidianamente en el mundo del "hacer", ha representado un reto. En sí mismo, esto no es bueno o malo; está bien para mí y para la persona que comparte la vida conmigo; pero supone complicaciones. Para eso está la flexibilidad. No tengo mucha, pero tiene la ventaja de que cuanto más se utiliza, más aparece.

Así que ahora, hago.

Silvia Parque

sábado, 22 de septiembre de 2012

Si tu cuenta de Twitter es ocasión de pecado...

Normalmente, después de cada veinte minutos -más o menos- de trabajo en la tesis, me premio revisando mi cuenta de Twitter o de Facebook, o viendo algo en Youtube. Pero es una locura pretender resultados diferentes haciendo lo que se hace siempre. Las pausas son imprescindibles para oxigenar el pensamiento, pero esta vez saldré al patio, haré algo de calistenia... podría incluso ir a la plaza que tengo a medio minuto.

La tesis y yo, sin el mundo. Me causa tal ansiedad, que aquí estoy, escribiéndolo, en lugar de ir directamente a lo que voy. Va: "Publicar". Quitar el gadget de "Entradas populares". Y voy.

Silvia Parque

Cuando un hombre ama a una mujer

Acabo de terminar de llorar con "Cuando un hombre ama a una mujer". 

Es que el amor se necesita más cuando menos se merece. Y están para darlo puras personas humanas, defectuosas, con faltas. Por eso es un milagro. 

Silvia Parque

Un año de estos

Esta mañana me encontré un módulo de afiliación al Seguro Popular* en una de las plazas públicas que atravesé. Vine a la casa por el par de papeles que hacían falta, regresé al módulo y me afilié. Tenía unos tres años queriendo hacerlo. Un día llegaron a la casa afiliando a domicilio, pero la persona quería llenar el formato de datos sociodemográficos, asentando que mi pareja era el "jefe de familia". Me negué. No tenían  -supongo que no tienen- un recuadro para una "jefa de familia", a menos que no hubiera hombre en la casa. Esta vez se saltaron un par de preguntas, por lo que no hubo necesidad de hacer política.

Regresé contenta de ir materializando condiciones apropiadas para recibir a un bebé. No busco embarazarme en este momento, pero preparo ese momento. Tomo con gusto una pastilla diaria de ácido fólico. Hoy con más gusto.

* En México, el Seguro Popular es la opción pública de cobertura médica para los ciudadanos que no contamos con seguridad social como trabajadores. 

viernes, 21 de septiembre de 2012

He descubierto a un fraile que escribe como para leerlo

Me sorprendió sobremanera un estupendo artículo que encontré en una publicación franciscana de 1979. No me sorprendió que el texto estuviera bien escrito, sino la razón y la vigencia de su contenido. Se llama "Educando para el amor. Una vida para dos", y lo escribió Fr. José Carlos Correa.  Leí con avidez los 31 puntos que ofrece para reflexionar; me sentí identificada con las ideas y conmovida por la propuesta. Mientras leía el primer punto, pensaba en transcribirlo; pero lo mismo pensé del segundo, del tercero, y habría que transcribirlos todos...

Siento especial deferencia por las personas instruidas que comparten puntos de vista que se nota que han reflexionado cuidadosamente, desde una posición de verdadera humildad. Así que sentí una especial deferencia por el autor; tecleé su nombre en google ¡y apareció! Entré a una de las versiones digitales de un libro que entiendo de su autoría: "El Cristo de Clara". Esto sucedió hace unos segundos, así que puede ser que esté equivocándome de persona, pero creo que estoy en lo correcto. En el libro hay la misma belleza de la sencillez, que hay en el artículo. Pero tiene algo más emocionante. Iba yo "ojeando" el texto -o el equivalente de "ojear" en internet- y llegué a la sección de "Lo femenino". 

Leo: "No tengo la pretensión de definir lo femenino. Ello implicaría una actitud marcadamente masculina". No sé que me vaya a encontrar en el libro, seguramente su visión será diferente a la mía, pero me ha ganado con esta frase; podremos pensar diferente, pero ya sé que sabe de lo que habla. Elige una lista de prejuicios, a los que adelanta como tales -como prejuicios-, pero de los que supone una base de verdad; entre ellos, el prejuicio de lo femenino -débil, lo femenino -irracional, lo femenino -seductor. Es coherente, parece -por lo que voy viendo- una argumentación lógica, sin las falacias comunes en los escritos sobre el tema. 

No me voy a permitir leer el libro hasta que termine un par de tareas muy pospuestas, pero me ha puesto contenta...

Silvia Parque

Con el ruido del silencio

El día que descubrí que estábamos rodeados/envueltos por ondas de radio, microondas y no sé qué más, me sentí como en mi versión de Matrix. Un día también tomé conciencia de los ruidos mínimos omnipresentes que producen los aparatos eléctricos conectados; aunque la gente con aparatos mejores que los míos no tenga que oír esos zumbiditos, también está expuesta -al menos con el sistema eléctrico mexicano- al zumbido prácticamente imperceptible de la corriente eléctrica.

Quisiera pasar un tiempo sin eso; en campo abierto, sin señal para el celular, con el ruido que haga el aire.

Silvia Parque

La impactante presencia de mi asesora de tesis

Trabajar con estudiantes, así sea con universitarios, implica en alguna medida -a veces en gran medida- hacer labor de tutoría.

Hoy estuve del otro lado. Por más urgida que estoy de terminar-de-terminar la tesis, no he sido capaz de trabajar en eso los fines de semana, que es cuando puede ser posible. Esta mañana recibí un correo:

- El asunto: "qué pasó contigo".
- Al final: "Abrazo."

Así que este fin de semana es diferente.

Silvia Parque

jueves, 20 de septiembre de 2012

Ajustes para encajar

Cuando una crece, una se ajusta: como decir una pierde los brazos, porque no caben en el estrecho pasillo por el que hay que pasar.

Una tiene a su magia expandiéndose, hasta que el mundo sin magia dice que la magia no existe.

Una va borrando la sonrisa atrevida, porque los gigantes advierten de la burla monumental que organizarán cuando la sonrisa no amanezca enorme y fresca.

El pago por encajar es la vida.

Silvia Parque

Una nota

Una nota evidencia que quien la escribió pensó en ti antes de irse; las notas que yo encuentro llenan de cariño los arreglos cotidianos sobre la ropa, la comida, lo que sea.

Silvia Parque

La diferencia

Una vez leí en una de esas secciones de anécdotas simpáticas del Selecciones, que un estudiante de contabilidad anexó a su tarea un billete para cubrir la diferencia entre las columnas de datos que debían "cuadrarle".

Yo trabajo con bases de datos, y mi encomienda del día fue comparar a un grupo de sujetos en un momento del tiempo, consigo mismo en otro momento del tiempo. Pero no podía anexar veinticuatro muchachos al reporte de resultados.

Silvia Parque

miércoles, 19 de septiembre de 2012

Una buena organización

Mi madre es la encarnación de la efectividad laboral. Además de que le cuento mis asuntos porque me ama, le cuento cómo me va en el trabajo porque su visión es un tesoro. La he mantenido al tanto de que tengo muchísimo quehacer, y hoy me reitera la necesidad de una buena organización: "cinco minutos más que le dediques a..." ¡Y me he puesto rebelde! Creo que ni la dejé terminar la frase. Advertí que ya me he hecho a la idea de ir atrasada con algunos procesos el resto del semestre, porque no pienso quitarle ni un minuto -o ni un minuto más-, a mis tortugas, por ejemplo.

Pero tiene razón. Me gusta fallar con desembarazo, y pienso seguir haciéndolo. Pero hay procesos que me interesa mucho terminar en el tiempo previsto. Esos cinco minutos más que necesita la actividad tal, no tienen que restársele al sueño ni a la de plática con el amado; en mi caso, serían cinco minutos menos para esos largos rituales cuasi-obsesivos con los que me preparo para empezar a trabajar... porque a veces parezco una PC de las que son tan lentas, que antes de iniciar, se aprecia que están inicializando...

Silvia Parque

Justamente como escribió Alejandro Lerner

De cuando en cuando vuelve a ser momento de "Todo a pulmón". Ayer la escuché unas cuatro veces. Desde que empecé la edad adulta, la parte de "cada fecha postergada" me revibra por dentro. Ahora, me corrió como alcohol por la sangre eso de:
mantenerme con coraje / lejos de la transa y la prostitución / defender mi ideología / buena o mala, pero mía / tan humana como la contradicción.
Silvia Parque

Dos ideas que demuestran mi ignorancia sobre los mosquitos

1. No solamente succionan sangre de seres vivos, he visto alguno succionar sangre de un familiar suyo pegado en la pared. Claro que tal vez simplemente le gustó estar en el mismo sitio...

2. Según mi vecina que sabe mucho de seres vivos, prefieren zumbar alrededor de las orejas porque ahí... algo tenía que ver con la sangre... la misma razón por la que conviene poner perfume detrás de las orejas y en las muñecas...

3. La fuerza con la que una persona intenta matar a un mosquito que está posado en el cuerpo de otra persona, es directamente proporcional a los rencores que el salvador guarda contra la potencial víctima del insecto.

[La tercera idea no demuestra mi ignorancia sobre los mosquitos.]

Silvia Parque

martes, 18 de septiembre de 2012

Del gimnasio al spa

Volviendo del gimnasio tras la aventura de volver al gimnasio, me deposito en el confortable sillón del hombre de la casa, y tomo cualquier cosa del revistero: es una revista-propaganda de Hoteles Misión. [Vino hasta el centro de Querétaro, allá por mayo, desde AQUÍ.]

Este ejemplar promueve el concepto de turismo saludable y de bienestar, o sea: promueve hoteles con spa, aguas termales, y con servicios diversos del tipo de masajes, tratamientos energéticos, etc. Exactamente lo que me toca. Y es que soy una persona que cuando va a cortarse el cabello, prefiere que la estilista se tarde todo lo posible, para seguir sintiendo sus manos tocar el cuero cabelludo, rozar el cuello...

Silvia Parque

Hay quien la tiene difícil, y se pone a trabajar

En Querétaro, el Centro de Atención para Niños con Daño Cerebral, A.C., brinda servicio de estancia de medio día, a niños con daño cerebral en situación crítica de dependencia.

Este espacio representa un oasis en la vida de mamás y papás que enfrentan una labor titánica con sus hijos. Para los niños, es la oportunidad de contar con cuidados suficientes y un trato respetuoso, que les permite vivir de la mejor manera posible.

Se trata de una institución seria, y necesitan recursos.

Silvia Parque

lunes, 17 de septiembre de 2012

Segunda semana que habría sido la tercera

Sobre mi "puesta en forma", la cosa se resume en: qué difícil es volver, cuando una se fue acabada de llegar.

En este momento, no tengo condición física para aguantar una clase completa de spinn, ni tiempo para hacer una hora de ejercicio más los minutos de ida y vuelta al gimnasio, y sobre todo: quiero alegría. Así que cambiamos a versión para pre-principiantes: veinte minutos efectivos en alguno de los aparatos de cardio: eso ya es todo un reto para mi cuerpo consentido, se ajusta a la organización de mi tiempo, y me hace feliz.

Hoy ya no fue, porque a la hora en que he conseguido salir de la universidad, ya están cerrando el gimnasio. Mañana.

Silvia Parque

El extraño mundo del día del examen

Los estudiantes suelen decir, medio en broma, medio en serio, que disfruto su sufrimiento en los exámenes. No disfruto su sufrimiento, pero sí disfruto examinarlos.

Es muy interesante el fenómeno "grupo en examen". Hace unos minutos, alguien acaba de hacer, en voz bastante alta, un comentario que incluye la ruta a una de las respuestas correctas. Luego, varias estudiantes me llaman para que resuelva dudas -la mayoría de las cuales, no voy a resolver estando en examen-. Aprovecho para husmear entre lo que ya contestaron: más de una, tiene mal, la respuesta que acaban de "soplarles".

Silvia Parque

A prueba de fuego

Las películas cristianas siempre me dejan un buen sentimiento. Según mi apreciación, están lejos de ser "buenas" como obra-película, pero su mensaje, muy filtrado por mis creencias paganas, me hace bien: limpia lo que ande sucio en el corazón.

Este fin de semana vi, en dos partes "A prueba de fuego". He buscado lo que sabe de ella Wikipedia, y me entero de que fue todo un éxito en el 2008. Trata sobre el amor en el matrimonio, como algo volitivo y no como algo sentimental. Coincido plenamente. Creo que la diferencia entre la relación matrimonial y otro tipo de relaciones, está en la "permanencia voluntaria" que es fruto del compromiso y el esfuerzo caritativo -entendiendo a la caridad desde su significado original-.

No coincido con la forma en la que se trata el asunto de la pornografía, pero creo que la esencia del mensaje de la película está en esa concepción del amor que se construye con acciones, y con eso me quedo.

AQUÍ EL VÍNCULO a una de sus copias -espero que legal- en Youtube.

Silvia Parque

domingo, 16 de septiembre de 2012

Los hisopos no deben meterse al canal auditivo

Tengo unos 342 hisopos en una estructura de plástico transparente. Compré el paquete de 350, para aplicar yodo sobre un par de pequeñas lesiones. Era mucho más económico que comprar un paquete con unos cuantos...

Desde que decidía la compra, sabía la tentación que iban a representar esos cientos de palitos con puntas de algodón, que irían tan bien en mi canal auditivo, que entrarían tan honda y suavemente, que traerían consigo cualquier rastro de lo que pudieran traer.

Silvia Parque

Condiciones apropiadas

No siempre es inmediatamente posible tener las mejores condiciones para que algo tenga lugar, pero con darle importancia al asunto, se van procurando las mejores condiciones posibles. Independientemente de lo que eso pueda sumarle a la efectividad de un proceso, a mí me importa que eso hace la vida cómoda: como usar un pelador para pelar una papa, en lugar de usar el cuchillo. Se puede pelar una papa con una navaja... de hecho se puede dejar la papa sin pelar, y el mundo sigue girando. ¡Pero qué a gusto se pela con el pelador!

A veces, a quien le faltan las condiciones apropiadas para hacer algo, le falta también motivación, y se detiene. Yo creo que hay que hacer lo que una quiere o lo que a una le importa, con lo que haya. Pero teniendo en la mira las mejores condiciones para hacer, esas condiciones pueden ir acercándose. Claro que  las mejores condiciones son diferentes para cada cual. Volviendo al ejemplo del pelador, he visto a hombres que disfrutan sacar su navaja y pelar la fruta que otro va a comer: eso les da placer, y sería poco sensible decirles: "no, espera, aquí está el pelador".

Silvia Parque

Sábado de expectativas

Este sábado fue el primer sábado sin expectativas de la temporada otoño-invierno. Tratando de destinar el domingo entero al descanso familiar, y con el resto de la semana llena de actividades, el sábado era la tierra prometida de los pendientes.

El sábado, sin embargo, nunca cooperó: empezaba con el sol ya muy alto, y se deslizaba, escurridizo, entre las compras y un ratito extra de blog.

Silvia Parque 

sábado, 15 de septiembre de 2012

Pasarla bien

Alguien me escribe que no se siente bien. Me contengo para no ponerme aleccionadora ni tratarlo como si debiera sentirse bien. Le acompaño lo que puedo, y lo que pienso me lo guardo para este espacio:

Hay mañanas que no sale bien pasarla bien; queda la tarde. Hay tardes que no sale bien pasarla bien; queda la noche. Hay días enteros que no sale bien pasarla bien; queda el día siguiente, y quedan, por supuesto, todos los días en que sí salió bien.

Silvia Parque

Una entrada que no pudo publicarse el día que nació

Hoy amanecí cansada, y eso me parece cercano a lo patético: amanecer es un milagro que me gusta celebrar... eso de preferir más cama frente a lo que ofrece el día...

Llegué al trabajo con poco ánimo. El Departamento tiene una puerta con una cerradura que se traba, y cada mañana, el acto de girar la llave pone a prueba mi madurez emocional. Pero estaba abierta. Entré sin esfuerzo. Era una buena señal, pero no fue suficiente. Entonces llegaron las personas, obtuve un dulce, me preparé un capuccino... más tarde habría palomitas. Una de mis compañeras dijo que se encerraría a hacer tal cosa, y súbitamente, la cosa que yo debía hacer me hizo sentir gusto. Ya instalada en la PC, llegaron a saludar un par de personas que estimo.

Una nada más tiene que estar dispuesta a recibir lo bueno, y lo bueno se abre paso y termina por instalarse. Agradezco mucho cada vez que eso pasa cuando yo creía que las cosas no iban bien.

Silvia Parque

Invertir la vía

Un día me retiré de los noticieros del radio y la televisión; quiero decir, que dejé de seguirlos. Ya ni siquiera eran noticieros verdaderos: se habían convertido en "programas de noticias", aderezados con trivialidades y en el estilo tendencioso de la novelización de la información. Cada tanto, las notas eran las mismas, con otros nombres, con otras cifras. Los programas que consideraba de mejor producción tenían redactores que no eran muy truchos con el español, y aunque eso podía tolerarlo, tampoco eran muy truchos en lógica, y además, los presentadores cursaban con serias deficiencias de... bagaje cultural...

Empecé a leer los periódicos de cuando en cuando: más o menos un periódico a la quincena; no me es útil el seguimiento diario de los procesos o los eventos, me parece casi como ver una telenovela. Poco a poco, la violencia extendida por todos lados, me alejó de la idea en sí misma de estar informada -dolía mucho-. Me formo en Historia, me contextualizo respecto a lo social, lo político, lo económico; pero llenarme de datos de la actualidad, o me duele o me estorba. Lo que hice fue invertir la vía. Ahora, los comentarios en las redes sociales, los encabezados de los periódicos en los puestos de revistas, y sobre todo, mi informante particular, me mantienen al tanto de lo que pasa; ya que algo me interesa, porque me han enterado o porque es necesario para mi trabajo académico, busco información específica sobre el asunto.

Silvia Parque 

viernes, 14 de septiembre de 2012

Donde manda capitán

Ya no discuto con mi cuerpo: es caso perdido. Si ya no quiere trabajar y sigo trabajando, se buscará el modo de no poder trabajar. Si tiene hambre, no importa lo que sea que yo esté haciendo, me mareará hasta que le dé de comer. 

Silvia Parque

Regalos de transformación

Cada día me regalo algo especial por mi cumpleaños; tienen preferencia los regalos de transformación: hoy fue la apertura real a lo diferente. Así que convivo con un vaso de refresco de frambuesa, hace varias horas. Es un sabor dulce muy artificial, que me haría imposible beber todo el vaso "de corrido"; de hecho, normalmente no habría pasado del primer traguito. El color, por su parte, es maravilloso: un rojo brillante, casi con algo de naranja.
 
Silvia Parque

No es una entrada agradable

Un comunicador desapareció hace casi una semana. Importa que sea comunicador porque apagar su voz amenaza las gargantas de todos. El caso está muy lejos de ser el primero, así que la amenaza está muy viva. Algo vivo entre mucho muerto.

Aquí, los que desaparecen son nadie. No se cuentan, ni se cuenta sobre ellos, porque no cuentan. Algún vínculo afectivo nos hace notar cuando un alguien particular, que es alguien para nosotros, no está. Pero vamos y venimos del trabajo mientras cientos dejan de poder moverse. De algún modo, hay que hacer que cuenten.

Silvia Parque

miércoles, 12 de septiembre de 2012

Lo que dice mi peine

Tengo un peine transparente; supongo que es de acrílico. En una casa a la que le cuesta mucho mantenerse ordenada, en una recámara que se aprovecha de mi multitud de pretextos para permanecer desordenada, ese peine irradia confianza en mí. Cada vez que no lo encuentro, me preguntó a quién se le ocurre comprar un peine que no-se-ve. Y me respondo: a alguien que pone las cosas en su lugar.

Silvia Parque

martes, 11 de septiembre de 2012

Plan de huida

Cuando era adolescente, tenía un plan infantil que me hacía sentir bien: si me hartaba de vivir en mi casa, tomaría mi collar de perlas, un cambio de ropa, y me plantaría en casa del que ahora es mi marido -básicamente, a ser un problema para él-.

Cuando crecí, a menudo tenía miedo de no hacer bien lo que me comprometía a hacer, y entonces, me gustaba pensar que, eventualmente, podría simplemente dejar todo, mudarme de estado, y empezar otra vida.

Ahora, a veces se me juntan los "pendientes", y me pregunto cómo haré para que todo quepa en el tiempo en el que tendría que estar listo. La pregunta estorba, así que me deshago de ella lo más pronto posible, doy a los "pendientes" el tiempo que puedo darles, y asumo los retrasos y las pérdidas. Pero antes de esta parte racional de "hacer lo que es posible hacer", fantaseo unos minutos con que, si todo saliera mal, podría poner a mi marido a cargo de mí, y mudarme con él a otra ciudad, a empezar otra vida.

Silvia Parque

Como los frutos

Hace muchos años leí en La enciclopedia de la vida sexual: "una relación sexual satisfactoria es una excelente prueba de maduración".

Agrego que puede servir como "prueba de maduración", el trabajo efectivo con los sentimientos hechos nudo.

Silvia Parque


Cuando creía que ya sabía...

En síntesis, el año se trata de las siguientes dos cuestiones:

¿Qué quiero?
¿Qué no quiero?

Todo lo demás es añadidura, circundante, práctica.

Silvia Parque

lunes, 10 de septiembre de 2012

La miel

La miel es una maravilla: cualquiera de sus variados colores y consistencias es una expresión de opulencia natural; tiene multitud de propiedades que benefician la salud humana... y sin embargo, no me gustaba hasta probar unas mieles de sabores, de las que esperaba hablar más adelante, cuando conociera su nombre y origen (porque el recipiente que compré tenía apenas una pequeña etiquetita donde decía "almendra" -el sabor que elegí-).

Todavía no tengo más datos de la loada miel, pero escribo para dar cuenta de una porción de otra miel que recibí para cuidar mi garganta, y que espera dentro de una taza, cubierta con una servilleta. Me resisto.

Silvia Parque

Dejar ir los objetos

Un suéter de estambre que aprecio mucho, envejeció prematuramente. Creo que algo puede hacerse por él, pero me doy cuenta de que ya no volverá a ser lo que era, y que más pronto que tarde, tendré que retirarlo de la vida pública. Esta parte de hacer lo conveniente, me cuesta.

Silvia Parque 

domingo, 9 de septiembre de 2012

Vacante

Necesito un asistente personal. Alguien que se encargue de todas las cosas pequeñas e importantes, según mis parámetros e indicaciones. Que sea joven, guapo, inteligente, sin expectativas y sin vida propia. Un poco enamorado de mí, y apasionado de las tortugas. Con posgrado en ciencias sociales, pero sin deseo de otra ocupación. Dispuesto a pasar horas acercándome a la mesa lo que necesite.

Silvia Parque

Cuando miramos de nuevo

Los bebés ponen todo en su lugar porque llegan a situarse en primer término, y a ponernos en primer término la realidad del cuerpo y la inmediatez del presente.

Medimos nuestras posibilidades con el grado de bienestar que somos capaces de procurarles. Nos damos gusto con sus gracias.

Cuando volvemos a mirar, están andando por sí mismos y a punto de no ser "bebés".

Silvia Parque

Para no ser mamá del marido

Para no ser mamá del marido, es imprescindible tener una vida propia; es decir, aspectos de la vida que no están en función de alguien más. Yo tengo una... voy de gane...

Luego, es necesario desapegarse de la autoridad que la cultura concede a la mujer en el ámbito doméstico. Eso sí es dificultad... la educación diferencial para niñas hace que tenga más cuidado que mi marido, por ejemplo, con la ropa o con los trastes, así que supongo que mi manera de hacer las cosas debe ser "la" manera en que se hagan en esta casa. Pero no tiene que ser así; "su" manera de hacer las cosas, mala o buena, se vale. Cuando se hacen sugerencias sobre esta base de respeto, suelen ser tomadas a bien, y atendidas.

Casi diez años de vida en común, y vamos caminando...

Silvia Parque

sábado, 8 de septiembre de 2012

Con quién

La recomendación: "Nunca deje pasar la oportunidad de quedarse callado", atribuida a Robert Newton, me parece siempre oportuna. Estoy a favor de afirmarnos en el mundo, y para eso, hablar es muy importante. Sin embargo, habrá que ver cuándo, cómo, a quién, y qué. En mi experiencia, los sentimientos, las intimidades, es mejor compartirlas con muy pocos.

Silvia Parque

Como tú, como cualquiera

Creo que saber que somos seres únicos, a veces nos lleva a la arrogancia de pensarnos la rara excepción: la estadística aplica para todo el mundo, excepto para nosotros; las reglas deberían seguirlas los demás...

Esto puede ser útil para estar bien (por ejemplo, para conseguir un buen trabajo en medio de una crisis económica) pero me ha resultado mal cuando lo extiendo hasta creer que estoy libre de los atributos que nos distinguen como humanos, o que mis relaciones pueden librarse de lo que aqueja a cualquier relación humana.

Silvia Parque

Vestida de

El lugar común de la mujer desnuda excepto por vestir una camisa de hombre, o de amanecer con parte de la pijama del compañero de noche, se extiende con variantes hasta el típico evento invernal, de caminar con un vestidito y un abrigo masculino.

Aquí, con un suéter que no es mío, y que tomé sin pedir prestado.

Silvia Parque 

viernes, 7 de septiembre de 2012

Lo conveniente

Como parte de las celebraciones por mi cumpleaños, hoy me regalé la decisión de hacer lo que me conviene. A menudo, hago lo que mantiene mi vida en el orden esperado, o lo que satisface la necesidad de mi ego de tener razón. Ya no.

Silvia Parque

Ya escuché, gracias

Viéndome con algunos signos de resfriado, el hombre me sugiere tomar algo de medicina. Le digo que si el resfriado no se cura, ¿para qué tomar medicina?

Me dice que se toma medicina para terminar con el signo/síntoma, y estar a gusto. Le digo que el signo/síntoma es la forma en que mi cuerpo me dice algo, que así hace que lo escuche.

Pregunta si ya sé lo que mi cuerpo quiere decirme y le contesto que sí, que quiere decirme tal cosa y tal otra.

Contesta entonces que, si ya escuché lo que quiere decir, por qué no tomo medicina...

Ahora el buen ácido acetilsalicílico, la fenilefrina y la clorfenamina, hacen equipo adentro de mi cuerpo.

Silvia Parque

Ahora gira como gira

Lo que sea que vaya a hacerse, es ahora. El futuro se crea con lo que hacemos ahora. El pasado importa en la medida en que está presente ahora. Una puede pasarse mucho tiempo reflexionando sobre multitud de cuestiones interesantísimas, a mí me gusta vivir pensando; pero es pensando y haciendo, porque la vida no espera a que una termine de entender, no espera a que una encuentre la medida impecable. No espera a nada. Es ahora.

Para aligerar la cuestión: "Daría".

Silvia Parque

jueves, 6 de septiembre de 2012

Ajustarse

Como ya lo saben muchos, algunas reglas ortográficas del español se modificaron en el año 2010. Quienes se niegan a ajustarse a las nuevas normas, no tienen más que asumir que están "fuera de la norma". Me gusta como introduce a la cuestión, el Diccionario panhispánico de dudas:
La norma no es sino el conjunto de preferencias lingüísticas vigentes en una comunidad de hablantes, adoptadas por consenso implícito entre sus miembros y convertidas en modelos de buen uso. 
AQUÍ el vínculo al dpd.

Silvia Parque

Valor agregado

Mi laptop tenía muchas dolencias. Aguantó como heroína hasta que fue al doctor. Ahora está como nueva, pero además, hermosa de lo reluciente. El servicio incluyó limpiarla y entregarla envuelta en un plástico; a mí sí me "ganan" con esas cosas. Creo que esa clase de valor agregado al trabajo, nos hace el mundo más agradable -y por supuesto, permite al prestador de servicio, cobrar más-.

Silvia Parque

Todas las relaciones son relaciones de poder

Entre esas cosas que se iban a quedar grabadas para siempre del curso de Maestría, estuvo eso de: "todas las relaciones son relaciones de poder", que no recuerdo si literalmente, pero que tomamos de Foucault. A partir de asimilar la idea, las relaciones se ven y se viven de diferente manera, y una no puede hacerse tonta respecto al poder que detenta; no por mucho tiempo.

Silvia Parque 

miércoles, 5 de septiembre de 2012

La perspectiva del segundo día de gimnasio

De cara al segundo día de gimnasio, después de un día de trámites, tras un ratito extra en la universidad, lo que me hará vestir el conjunto deportivo y caminar hacia el ejercicio, es el hecho consumado de que he pagado por ello. Para animarme, hago conciencia de mis brazos y mi vientre... los muslos de una vez... luego  imagino...

Silvia Parque

Voy al baño

Parte de la educación diferencial para niñas, consiste en transmitir el cúmulo de saberes sobre higiene-seguridad y baños públicos. Como niña cuidada, fui instruida sobre la necesidad de mantener toda la piel de todo mi cuerpo, lejos de la superficie de los inodoros, y de ser posible, también lejos de las puertas, paredes, manijas, etc. Cuando tuve experiencia suficiente en la materia, y mi madurez física había conseguido  la resistencia y el equilibrio necesarios para implementar las estretegias pertinentes, estas dejaron de ser necesarias.

Por medio de la presente, hago constar que en las últimas décadas, los baños públicos a los que he tenido acceso son una maravilla, y siguen mejorando. Ni qué decir de los baños de mis lugares de trabajo, que suelen estar mucho más bonitos, tecnologizados y limpios, que el baño de mi casa.

Silvia Parque

No regañar

Hace varios años, el hombrecito que despertó lo maternal que hay en mí, me dijo: "¿Por qué me hablas como Fulanita?"... pudo haber sido "No me hables como Fulanita"... el recuerdo no es impecable, pero la idea es esa.

"Fulanita" es una tía -del hombrecito, y también mía- más buena que el pan, pero conocida por regañona. La aguda observación de mi querido niño, me forzó a mirar mi actitud, y creo que conseguí cambiarla. Hasta que me casé.

Creo que pocas cosas son tan fastidiosas como una esposa regañona, que hace de madre no requerida, de supervisor de obra, y de guía moral. Yo tiendo a portarme así, y me espanto. Pero bueno, el primer paso para cambiar es darse cuenta.

Silvia Parque  

martes, 4 de septiembre de 2012

Casada con la libertad

Cuando estaba por casarme, una tía me aconsejó que tuviera en cuenta que perdería libertad. Lo que yo tenía en cuenta, era que ese hombre me había mostrado la libertad. Casarme con él, seguro era un pase a la libertad completa. Y más o menos. Nadie puede dar libertad; pero sí: unir mi vida a un hombre libre, fue y sigue siendo liberador.

Silvia Parque

Primer día en el gimnasio

Hoy soy piel roja. Es el producto de mi primer día de gimnasio. 

El instructor (de spinn), lleno de rizos y sonrisas, me enseñó lo básico, y dio comienzo a la clase. Cuando me detuve, se acercó a decirme que bajara el ritmo todo lo que necesitara, pero que no me detuviera. Pasaron sonidos repetitivos, gritos de una mujer que inyectaba nuestro sistema nervioso con ganas de continuar hasta la muerte, y el instructor empezó a anunciar: "uno más", "es el último", "vamos a terminar". ¡Podía estar satisfecha de mí misma! Había sobrevivido. Entonces, dijo: "con eso terminamos el calentamiento".

Silvia Parque

El dinero

En las relaciones de amor y de amistad, las cuestiones de dinero pueden ser tan o más espinosas como las del sexo. Las decisiones sobre el dinero pasan por filtros de poder y de afecto. Mancomunar cuentas, por ejemplo, tiene significaciones profundas.

Recomiendo "El sexo oculto del dinero", de Clara Coria, para pensar en estas cosas.

Silvia Parque 

lunes, 3 de septiembre de 2012

Xiomara, tal vez

Termino una tesis hace meses. El fin de semana, no cupo entre las compras y el ordenamiento de la mesa de trabajo. Puedo pensar que cada cosa que hice era importante y prácticamente impostergable -sí lo eran-; pero ya no puede haber nada antes en la lista. Termino esta semana o me cambio el nombre...


Silvia Parque

La pizza es siempre buena

De una de mis películas top, "Tres formas de amar", el siguiente principio:

"El sexo es como la pizza, aunque sea malo, es bueno".

La pizza, siempre: barata, cara, simple, gourmet...

Silvia Parque

En el centro de cómputo

En la mesa de al lado, unas computadoras de manzanita, elegantísimas, exhiben su superioridad. Ese diseño en las curvas... directo al deseo.

Silvia Parque

domingo, 2 de septiembre de 2012

Por acá y por allá

El primero de septiembre, el todavía presidente en funciones de México, entregó su último informe de gobierno. Entretanto, los grupos disidentes hacen lo suyo (absolutamente necesario). No muchos días atrás, el periódico Le Monde anunciaba al mundo que la guerra mexicana anti-narco ha provocado más muertes que los conflictos en Siria y los conflictos en Afganistán.

Yo me construyo una burbuja de resistencia, para meterme en ella con las esperanzas de mi familia y conservar la dignidad. Prefiero no escribir sobre muchas de estas cosas aquí, pero hacía falta "decir algo", y estuve dándole un par de vueltas, hasta que otra persona tuvo las palabras. Rodrigo Córdoba, en "FORGES: La MEDIOCRIDAD de España", piensa a partir de la situación de su país, cosas en el sentido de las que yo pienso a partir de la situación del mío; escribe un breve texto y transcribe uno de Forges.

De aquí saqué lo de Le Monde. (Primer plano, programa de canal once.)

Silvia Parque

Silvia Superficial

He lavado los platos con mucho gusto, porque compré un objeto en el que ahora puedo acomodarlos para que se sequen. Me gusta estrenar. Me gusta comprar cosas bonitas y útiles. Es mi parte superficial.

Ahora creo que es tan importante darle espacio suficiente a lo superficial, como se le da a lo esencial (seguramente no el mismo espacio, pero suficiente para cada cual).

Silvia Parque

Lo nuevo es con los otros

Valoro mucho las infinitas posibilidades de lo que desconozco. Sin embargo, cuando me acerco por mi cuenta a algo nuevo, casi siempre es algo nuevo dentro del área de influencia de aquello a lo que antes di el visto bueno. 

Para probar lo que no imagino, en música, en comida, en lo que sea, necesito de "un otro" que me invite a lo que está afuera de mi conciencia. Algunos regalos en este sentido, abren las puertas a todo un territorio bien rico.

Silvia Parque

sábado, 1 de septiembre de 2012

No son más tortugas-bebé

Las tortugas tienen nuevo comedero. Azul. Se graduaron del tortuguero rosa cuando en la segunda escapada de una de ellas, el paseo bajo la lavadora duró demasiado. Eso nos obligó a darles de comer en el acuario (donde viven), lo cual deja el agua sucia muy rápido. Pero ya llegó el remedio.

Silvia Parque

Hola inesperado

Encontrar a mi mamá en el chat es tan sensacional como cuando empieza el invierno, te pones una chamarra que no usabas hace meses, y descubres un billete en una bolsa.

Lo bueno, si es sorpresa, tres veces bueno.

Silvia Parque

Descanse en paz, la idea

Tenía una idea; llegó alguien, le atendí, y la idea se había ido.

Sé que es probable que la idea regrese. Pero hay muchas que se quedan en el camino; según mi cuenta, una cantidad considerable. Habrá que tener una estrategia para protegerlas.

Silvia Parque