sábado, 30 de junio de 2012

Desenvolver

Un día, hay que desenvolver lo que no se quiere hablar, lo que molesta: lo que duele cuando se desenvuelve. No es obligación, claro. Pero si llega a ser posible, se abren todas las posibilidades. Para lograrlo, hay que silenciar lo que se sabe; no vale ninguna de las explicaciones conocidas. La clave es no seguir los caminos trazados: se trazaron precisamente para no develar lo que está envuelto.

Silvia Parque

viernes, 29 de junio de 2012

Amar suficientemente

Alguien apellidado Coates, escribió: "No se peca por amor, se peca por no amar suficientemente". Él se dirigía a jóvenes, en un discurso a favor de reservar las relaciones sexuales para el matrimonio. Yo lo tomo en otro sentido. Me parece una idea valiosa.

Silvia Parque

Todo por $4

Hoy he entrado a una de esas tiendas de "Todo por $4". Tomé un jabón de cacahuananche, que sé que es bueno porque hace tiempo vi sus resultados. Tomé algo más, y algo más, y otras dos cosas, que me estaban haciendo falta. Entonces recordé el Falun Dafa.

El jabón es mexicano, pero tres de las otras cuatro cosas, eran chinas, y muy probablemente, también lo fuera la cosa número cuatro. Entre las múltiples cosas que permiten esos precios, está la cuasi-esclavitud -y algunos hablan de esclavitud sin "cuasi"- de muchísimas personas en el industrioso país de la Gran Muralla.

Pensé que esa sería la última vez que comprara cosas así. Pensé que los problemas del mundo son demasiado complejos y mi familia se beneficiaría de los cuatro artículos que llevaba en la canastita.

Los dejé. No soy de "causas", hace muchos años. No hago campaña para que el montón de gente que tiene la satisfacción de la semana comprando chucherías chinas para sus hijos, se abstenga de ello. Pero cuando una sabe, no puede no saber.

Hay otras cosas que hago que perjudican indirectamente a otros, al mundo social o al ecosistema. No me doy golpes de pecho, ni me siento orgullosa por hacerlas.

Silvia Parque

Hablar claro

A Ana, con amor.

Prefiero a las personas que dicen lo que piensan. La franqueza, mucho más fuerte que la honestidad, mucho más arriesgada, es una elección; se vale no mostrarse. Yo no estoy dispuesta a ser realmente franca, sino con muy pocos.

Aprecio mucho los pocos amigos que, en una relación en la que se ha dado permiso para entrar en la intimidad, dicen claramente lo que les molesta de ti, y cualquier otra cosa que creen que debes saber. Se necesita ser mucha pieza. En ese sentido, yo no lo soy.

Silvia Parque

jueves, 28 de junio de 2012

Pausa ansiosa

Veo "Como entrenar a tu dragón" (de los creadores de Shreck, dice la publicidad), y van tres veces que la detengo. Se avecina algo malo: el chico sufrirá, el dragón sufrirá, y ridículamente: no quiero pasar por eso. Así que detengo la reproducción, hago algo... por ejemplo, escribo esta entrada.

Habrá un final feliz, de seguro: es para niños; pero me causa gran ansiedad esperar el momento en el que suceda algo muy injusto.

Espero que el efecto del bicho raro que me picó, terminé cuando logre llegar al final de la película.

Silvia Parque

¿Qué son las distancias cuando hay amor e internet?

Pocas cosas más agradables e inesperadas, que encontrarme en el chat a mi abuela. Si hace unos años, yo no lo hubiera imaginado; ella, que creció sin televisión, menos. Me gusta el siglo XXI.

Silvia Parque

Mujeres que estás vivas

Acabo de estar con dos hojas de papel escritas a mano. Una, es una hojita de una libreta de mecanografía, con los versos de una mujer que admiré cuando era niña. Yo quería ser como ella: saber cosas, pensar cosas, tener muchos libros en una casa llena mí; creo que sobre todo, intuía su libertad, y ya no pude dejar de querer eso, hasta tenerlo, a mí manera.

La otra, es una hoja de un cuaderno profesional con el poema de una mujer que me significó algo así como la reivindicación de "las señoras"; ella no hacía nada extraordinario, y sin embargo, era extraordinaria ella misma, y consiguió ser libre porque le dio la gana, como a mí. El primer verso dice "Los amantes tímidos se aman / con el amor guardado", y sabía lo que decía.

Silvia Parque 

miércoles, 27 de junio de 2012

Nature Park

- Cuando espero a alguien a quien se le ha hecho tarde, juego Nature Park.

- Cuando la computadora tarda demasiado en "cargarse" o "reaccionar", juego Nature Park.

- Cuando no es posible que haga algo inmediato por cambiar algo que me molesta, juego Nature Park.

- Cuando no concilio el sueño, juego Nature Park.

- Cuando prefiero dejar pasar una emoción negativa, juego Nature Park.

No debe estar bien, pero es lo que hago. Ahora noto que todas son variantes de esperar.

Silvia Parque

De "macanazos, multas y cárcel"

Hace más de una década, Gabriel Valencia Juárez escribía, sobre la forma en que en mi pueblo se "combatía" el problema de la criminalidad y la delincuencia: "Lo más sencillo y torpe es: macanazos, multas y cárcel". Acusaba la falta de investigación para proponer alernativas a futuro.

El futuro llegó con soldados, como es propio de la guerra. Los muertos, los desaparecidos, se multiplicaron. ¿Será que alguien nota la magnitud de la torpeza?

Silvia Parque

Para el catálogo de respuestas resonantes

Hoy hice una sugerencia, no importa cuál. Hubiera podido ser una pregunta, igual no hubiera importado el contenido. Quiero resaltar la contundencia de la respuesta. La persona me dijo, un poco como si se defendiera: "Tal vez, nada más, no podemos".

Silvia Parque

martes, 26 de junio de 2012

Enlistando las cosas por aprender

Pareciera que siempre se aprenden cosas que no se saben; pero al menos en el ámbito académico, casi siempre se aprenden cosas que ya-se-saben-un-poco, porque una tiene antecedentes o contexto. Como paso gran parte de mi vida en ese ambiente, pocas veces me enfrento al aprendizaje de cosas "muy desconocidas". No porque no existan a mi alrededor montones de cosas muy desconocidas que sería bueno aprender, e incluso que me gustaría aprender, sino porque he sido floja o cobarde. Por ejemplo, está la cuestión de la contabilidad: sabe Dios lo clara que fue la señorita de Hacienda que me explicó cómo llevar mi contabilidad... ¡y me da un miedo! Tal vez es cosa del karma, por haber sido poco sensible con los miedos de mis estudiantes. Pero hoy estoy dispuesta a enfrentar lo desconocido.

Silvia Parque

La vida es una tómbola, la luna es de queso...

Lo que tengo de morbosa disfruta los documentos apocalípticos; hago mi lectura personal de los mismos. La mayoría, básicamente, me entretiene. [Sus efectos no deberían tomarse a la ligera: para algunos muchachos, el hecho de que "puede que se acabe el mundo este año", se suma a las razones por las cuales, no hay motivo para esforzarse por lo que quieren, o para siquiera "querer" algo. Pero bueno...] Puedo dejar avanzar un documental, sin ponerle atención, mientras hago otra cosa. Ahora mismo, yo empezaba a recoger la casa y también empezaba "El libro perdido de Nostradamus"; tuve que detenerme, ponerle pausa,  y venir a compartir esta simpática frase:

"¿Es 2012 el año en el que el reloj cósmico se quedará
finalmente sin cuerda?"

Silvia Parque

Encontradora de errores

Conozco a personas en el ámbito académico que están esperando saber todo lo que necesitan saber, o leer todo lo que deberían leer, para darle forma a una propuesta, o para exponer la que ya tienen. Algunos se encuentran en una posición de autoridad que les permite desalentar los esfuerzos de otros.

En el ámbito literario puede ser más penoso. Alguna vez fui a taller con una mujer que sabía de liteartura y que tenía un puesto en un departamento cultural del gobierno; ella quería escribir un gran poema que tenía años preparando; no escribía otra cosa. Eso no la realizaba a ella, ni iba a dejar realizarse a ese poema de su imaginación.  

Mi postura es casi contraria. Estoy a favor de la vida: de hacer lo que a una le gusta, de la manera que sea posible. Entre más observo y experimento alrededor de esta noción, más me convenzco de que nada más puede llegar a ser lo fallido. Esto no significa que haya que ignorar los errores. Muchos, son "inadmisibles".

Yo soy tan buena encontrando errores en los textos, que tenía que dedicarme a corregir. Creo que en varios momentos del proceso de crear algo por escrito, es mejor que esa función la cumpla alguien que-no-es-una-misma.

Silvia Parque

lunes, 25 de junio de 2012

Condecoración sin gloria

Ha sucedido demasiadas veces para ser mera coincidencia, que voy en pareja a un sitio relativamente nuevo, nos agrada especialmente el lugar, y al poco tiempo, cierran. La desgraciada asociación no tiene lugar cuando voy yo sola y me gusta el sitio. Con las película me pasa, pero al revés en el tiempo, así que no tengo que sentir pena por el futuro del cineasta. Hoy declaro que la mejor película del mundo se llama "Lluvia de hamburguesas", y sin embargo, parece que pasó, en su momento, sin pena ni gloria.

Silvia Parque

Muy mi realidad

Aclara Orihuela que: "El mundo virtual es real, solo que no es físico".

Yo estoy tan bien en la virtualidad... muy dispuesta a aprender, para poder quedarme.

Silvia Parque

El pobre Don Quijote

Ayer me reía con Don Quijote, o de Don Quijote, o con el libro de Don Quijote.

Me apené.

Me volví a reír.

Lo disfruto mucho. Los libros satisfacen más bien "interiormente"; la satisfacción ha de notarse en la cara, pero en mi caso, pocas veces provoca sonrisas evidentes: muy pocas veces tiene poder de sonoridad. Este libro, sin embargo, es de lo más divertido. Si tuviera un hijo(a), le contaría una parte de la historia cada tarde.

Silvia Parque

domingo, 24 de junio de 2012

Héroes

Cae la lluvia. Arrecia. El hombre corre, para llegar a la casa a cerrar la ventana de las tortugas, y poner a salvo mi pan de El Globo. Yo camino rápido, sin lentes porque mojados estorban más de lo que ayudan; pero me detengo. Compro una tirita para hacer café. Hay un grupito de gente bajo el toldo del comercio. Yo me voy. Doy vuelta a mi calle; lo veo, buscándome. Una de esas heroicidades cuasi-inútiles que enamoran.

Silvia Parque

Felicidades a los Juanes

Ya entiendo, una bromita de día de San Juan, lo de mojarme las revistas y hacer un riachuelo de la puerta a la mesa de centro... está bien.

Cuando era muy niña, no había las campañas de ahora de cuidar el agua; la gente se mojaba el día de San Juan. Todo cambia.

Sivia Parque

Entre la lluvia y esta casa, no hay nada personal

Gracias, lluvia, por hacerle bien a los cultivos.

Vino la lluvia, le quitó el sol a las tortugas, entró por la gotera, entró por debajo de la puerta. Se fue.

En lo que todo eso sucedía, tuvo lugar otra muestra de que hay un momento adecuado para hacer las cosas, que estaría mejor reconocer y emplear debidamente:

Temiendo que estuvieran mojándose las revistas que quedan debajo de la gotera, fui a revisar. Secas. Todo depende de la dirección de la lluvia. Esta vez, era dirección-que-sí-hace-trabajar-a-la-gotera, así que estábamos de suerte. Me ocupé. Oí golpecitos. Entendí: el agua contra algo. Por supuesto: el agua contra las revistas que estaban debajo de la gotera.

Silvia Parque

sábado, 23 de junio de 2012

Hay un momento

Estaba por registrar un código para participar en una promoción, cuando veo que la vigencia de la misma terminó hace tres días. El cuponcito llegó a mi vida justo en su último momento. Era el momento.

Silvia Parque

Descubrimientos sobre las tortugas

1. No importa la cantidad de comida que tengan a su disposición, miran primero la pieza que está comiendo la otra.

2. La más grande es más fuerte. Se impone. Pero la más pequeña puede convertirse en la más grande.

Silvia Parque

Caparazones iluminados

Las dos tortugas juntas, sobre su tronco-isla, tomando el sol. Los cuellos estirados, la inmovilidad.

Apenas me acerco un poco -tratando de no hacer ruido-, la pequeñita se tira al agua; la otra sigue en lo suyo, pero segundos después, mira hacia donde estoy, retrae un poco el cuello.

La pequeña busca dónde meterse, escarba en la grava; comúnmete busca atraparse, entre el filtro y la pared de la pecera, o debajo de pedacitos de tronco hundidos.

La grande ya tiene el cuello bien estirado otra vez.

Silvia Parque

viernes, 22 de junio de 2012

Amor de muy lejos

Me parece normal que las adolescentes se desvivan por las estrellas que les fabrica la mercadotecnia. Es una manera práctica y segura -en los dos sentidos del término- de vivir un romance tórrido y dramático.

Valoro diferente el que personas adultas -casi siempre mujeres- amen a la gente que sale en la televisión. Creo que es natural desarrollar afecto por una figura a quien se ve o se escucha cotidianamente; pero por lo que lleva de falta de conciencia, y a veces de soledad, me parece un poco triste.

Silvia Parque

Las buenas galletas saladas

Para acompañar la comida, para el rato entre comidas, para agasajar: las galletas saladas. Pero no esas cuadradas con exceso de sal. No: las redondas, gruesecitas, con un dejo de sabor a mantequilla, que huelen aunque no se les unte nada.

En los días de bonanza: Ritz. Pero siempre están ahí las Crackets de Gamesa.

Aquí una nota en tono crítico sobre la publicidad de estas galletas.

Silvia Parque

El cuerpo no siempre manda

El sueño, el hambre
disponen lo que hay que hacer.

Hasta que algo conmueve:
dentro: caliente. Y genera.

Algo se apodera del alma.

Silvia Parque

jueves, 21 de junio de 2012

El postre

El postre de cada día es como una sonrisita interior. De vez en cuando hay uno memorable; pero el de todos los días es constitutivo del bienestar.

Silvia Parque

La vulnerabilidad es un lujo en compañía de los amigos

La vulnerabilidad es un lujo en compañía de los amigos. Descansa, alivia. Es un riesgo necesario.

Creo que se transforma en otra cosa cuando una madura espiritual/emocionalmente -lo cual no me ha pasado-.

Silvia Parque

Terminar la tesis .- Esperando respuesta

Algunas veces, alguna estudiante me ha sorprendido con una variante de que me teme. Tengo corta estatura y no muerdo más que en circunstancias muy específicas, así que mi primera reacción es aclarar que no les voy a hacer nada. Pero sí entiendo el miedo: a la crítica, a la desaprobación, a la confrontación. Sobre todo porque a veces -parece que muchas veces-, me faltan "formas amables" para comunicar lo negativo.

Por la misma razón, mezclada con otras, alguna compañera de posgrado le huye a su asesora/directora de tesis. Yo no tengo ese problema, porque la mujer que me encamina al título se porta estupendamente. Y de todas formas, estuve días queriendo escribirle para preguntarle si ha terminado de revisar la última versión del documento, y no me animaba. Si el doce de junio dijo que en eso está, pero está muy ajetreada, el dieciséis es muy pronto para preguntar... debería pasar una semana completa... además si ya hubiera terminado, ya me habría escrito... el sentido de preguntar siempre es presionar ¡y no la voy a andar presionando! Ahora que un poquito de presión  a veces sirve... pero a nadie le gusta que le presionen.

 Y ahí estoy, esperando su mail y esperando un día más; hasta hoy, que le escribí.

Silvia Parque

miércoles, 20 de junio de 2012

Primero las personas

Aunque preferiría no decir o hacer cosas que hicieran sentir mal a otras personas, asumo que a veces pasa, y cuando es el caso, me disculpo -a mí misma- rápido; no soy muy "sensible" en cosas como esa: creo que las personas somos más resistentes de lo que suele enseñarse en las escuelas de psicología.

Lo que sí me genera una culpa desazonadora, es no hacerle caso a alguien que me importa; que por un momento, pueda más la comodidad inmediata, que la voz de una persona. Eso no lo quiero, y cuando pasa, no se quita rápido.

Silvia Parque

Todo está dicho

Una persona A conoce a una persona B, y se enamora de esta persona. Pasan doce años. La persona X le menciona la persona A a la persona B, y esta persona (B), dice: "¿la persona A?, ¿de dónde la conoces?" Respuesta. Nueva pregunta: "¿tú que puedes hablar con esa persona?"

Evidentemente, las personas A y B apenas se trataron, y la persona B considera poca cosa a la persona A. Entonces la persona X habla con la enamorada persona A, de la persona B, a quien la persona A tiene en muy alta estima. La persona X dice: "pero no es muy inteligente, ¿verdad? ni muy interesante... ni nada". La persona A responde: "hay cosas que nadie quiere oír".

Silvia Parque

Pasa al lavar la ropa, pasa con la lavadora

No soy ama de casa. Tal vez por eso, me doy gusto lavando ropa.

Hay prendas que esperan mucho tiempo en la bolsa de la ropa sucia, porque habría que lavarlas separadamente, con cuidado, de preferencia con jabón especial. A veces, han esperado tanto tiempo, que resuelvo meterlas a la lavadora, porque entre maltratarlas un poquito y que no se usen, la primera opción parece mejor. Igual pasa en la vida con otras cosas.

Luego está la lavadora como símbolo. Como estuve algún tiempo sin una -aunque con lavandero-, la aprecio mucho: es una de las múltiples muestras de que Dios provee. Que no fuera posible "instalarla completamente", de modo que no puede llenarse de agua y desaguarse por sí misma, es una muestra de lo poco que nos preparamos para recibir y aprovechar la providencia. En cuanto llegó, le trabé los botones (por lo que tiene nada más la función básica de "lavar"); pero es que ya tenía su historia: una muestra de que hay que pedir mejor: una lavadora nueva, por ejemplo.

Silvia Parque

martes, 19 de junio de 2012

Página de internet

Ayer estrené mi página de internet, publicando un articulito sobre la Psicología Colectiva. Me hace ilusión compartir lo que pienso-escribo sobre los temas que me ocupan. Para mí, el blog es más bien personal y espontáneo; allá, por decirlo de algún modo, me pondré "seria".

Todavía no me muevo con facilidad por Jimdo, pero es amigable, así que confío en que lograré aprovecharlo. Aquí el enlace a: "Sentarse a pensar".

Silvia Parque 

¿Y si?

Hay un momento de la película "El cambio", del Dr. Wayne Dyer (Hay House), que aprecio especialmente: una joven madre se pregunta -y pregunta al doctor- qué haría con su vida si no estuviera siempre interfiriendo.

Es bueno tener claro a qué se está dedicando una.

Silvia Parque

El hombre es el síntoma de la mujer

Dijo Helí Morales en uno de sus seminarios, que "el hombre es el síntoma de la mujer". A la hora de las preguntas, alguien quiso saber qué era entonces la mujer en relación al hombre. El psicoanalista respondió: "la mujer es la verdad del hombre".

Hoy me ha llamado la atención, qué bien queda la idea para las parejas más conocidas de los candidatos a la presidencia de México: una estrella de televisión y una escritora. Lo pensé después de leer una columna de Beatriz Gutiérrez, que me ha dejado conmovida, literalmente.- hasta las tripas.

Aquí el enlace a la página de ADN político donde aparece el texto completo.

Silvia Parque

lunes, 18 de junio de 2012

Los bebés

Estamos diseñados para que nos gusten los bebés: una cosa de la evolución. En nuestra cultura, los bebés son expresión del amor y nos traen esperanza, precisamente porque motivan el amor. No hace falta ser especialmente sensible, o tener una predilección por "los bebés" como objeto; es decir: no a todo el mundo le enternecen, ni todo el mundo disfruta tratar con ellos; de cualquier manera, por ejemplo, pocos dejarían a un bebé expuesto al peligro, y la mayoría haríamos lo posible por el bienestar de los bebés que son de alguna forma "nuestros".

Silvia Parque

Cuando todo se mueve quieto

A veces, el mundo gira tan rápido que el centro de una se detiene, varado entre el pensamiento colectivo, el amor de unos cuantos y la vitalidad idiosincrática, intransferible, que guardamos en el vientre.

Silvia Parque

La práctica del amor

La práctica del amor tiene sus "asegunes". Al menos yo, suelo no ser tan considerada o tan paciente como quisiera. A veces, por ejemplo, no soy ni una cosa ni la otra. Así es el camino; no me reprocho. Como entendería L. L. Hay, cada vez actúo como me es posible, dada mi capacidad y circunstancia.

Silvia Parque

viernes, 15 de junio de 2012

Todo está bien con el amor

Lo bueno del amor es que se queda de fondo. Las cosas pueden ir bien, mal o terriblemente; los cuerpos, los ánimos, pueden incluso repeler al otro; el amor se queda, acercando, aliviando.

No me queda claro si en realidad todo en el amor es bueno. Ahora creo que hay tantas posibilidades para el amor, que se cuelan muchas extrañas y dolorosas hasta lo enfermo. Pero sé que aunque no todo sea bueno: todo está bien.

Silvia Parque

Posibilidades del cariño

Tomo cada día, una pastilla de ácido fólico. Tengo el botecito a la vista, sobre papel dorado y junto a tiritas de papel brillante con las que se adornan los regalos.

Es una pastillita pequeña de un color rosa que es llamativo. Le tengo cariño, como nunca me había pasado con un suplemento o medicación.

Silvia Parque 

Gracias por las complicaciones

Los días con contrariedades son excelentes para apreciar las bendiciones: una persona que sin ninguna obligación de hacerlo, tiende la mano; un mensaje que llega justo a tiempo, para anunciar algo que inesperadamente salva una situación. De estas maneras, las pequeñas frustraciones, los diques que por un rato le cortan el paso a la alegría, fortalecen la construcción de una felicidad de fondo, llana, desde la que se estima como aceptable, también lo que no va bien; hasta lo que va mal.

Silvia Parque

jueves, 14 de junio de 2012

El mundo que me rodea

Hoy he visto de nuevo, el mapa de la Antártica, en azul y blanco (de buen tamaño). Una belleza de la serie "The World Physical", de National Geographic Society.

Me rodeo de cosas así, que me hacen feliz. A veces las guardo, dejo que se acumule el polvo, y me castigo absteniéndome de ellas. No dejaré que sea frecuente.

Silvia Parque

De más en lo de siempre

El café super-cargado es de las cosas malas que mejor me están. El compañero de prensa-francesa no puede con tal amargura, ni extremando el azúcar. Y repetimos las expresiones de cada vez: "está cargadísimo", "es que me gusta muy cargado", "¿cómo puedes...?"

Soy doméstica: me hacen feliz estas rutinas.

Silvia Parque

Con quién platicar en el mundo

La red mundial me permite interactuar, y eventualmente relacionarme, con gente que me interesa. A través de Facebook estoy al tanto de las novedades de poco más de cuarenta personas, casi todas familia o amigos de toda la vida. En twitter o al explorar la blogósfera, entro y salgo de ideas o  momentos que me interesan, de gente en cualquier parte del mundo. Esto último es realmente importante para mí, porque en mi espacio vital no caben muchas personas; pero como cualquiera, necesito compañía, interlocución.

Silvia Parque

miércoles, 13 de junio de 2012

Bolitas de nuez

Me gustan las bolitas de nuez. Hay una marca que es mi favorita, pero también me vienen muy bien las de "pan casero Don Toño" que venden en el Oxxo. Cien gramos dulces muy ricos.

La segunda vez que las compré, descubrí que, al menos Don Toño, no las hace con nuez. Llevan harina de trigo, margarina, azúcar, leche descremada en polvo, huevo entero, polvo para hornear y sabor canela. Pero no nuez.

Silvia Parque

Propósitos de medio año

1. Mantener limpio y ordenado mi alrededor.

Los propósitos 2, 3, y 4 (nunca tengo demasiados), me los reservo. Este "número uno" requiere tanta motivación, que lo publico para generar compromiso.

[Es el tema de la semana.]

Silvia Parque

Hacer de noche

Se hace de noche. Están hechas dos de las tres cosas que eran los pendientes del día. Procede inventar energía para extender las horas. Es que a veces hay que hacer lo que hay que hacer, aunque ya no sea el momento adecuado, porque si no, no se hace.

Silvia Parque

martes, 12 de junio de 2012

Paseo de medianoche

Me pongo medio decente para salir a la medianoche del centro. Hace un fresco de lluvia que no cayó. Voy por el aire, y a ver lavar la cantera. A disfrutar los edificios, sin gente en los andadores.

No sé si hoy toca luna. Siempre está el encanto de las cucarachas, que disipan las nubes mentales.

Silvia Parque

Los alivios en la edad adulta

Superada la etapa en que la sangre de cada mes tiene visos de alivio, no hay como:

- constatar que el "autoguardado" de word conservó el trabajo de la última media hora.

- palpar la tarjeta de débito en la bolsa, después de no verla en la cartera.

Silvia Parque

Noticias de mi imperio

Se fracturó mi ópalo más bello. El hombre hizo las cuentas: ya no vale, en el mercado, ni diez pesos. Yo distingo la fractura, pero no quise examinar; me sigue pareciendo una belleza, porque sigo viendo su color hermoso, la delicadeza de sus curvas. Si una no se fija, es casi igual que cuando era intercambiable por dinero.

Sin embargo, la fractura es una señal. No hay seguridad para los objetos en una recámara que está hecha un caos. Esa clase de desorden genera pérdidas. Como la gente de la "nueva era", creo que como es adentro es afuera, y que cuando hay armonía, se atrae lo bueno.

Silvia Parque

lunes, 11 de junio de 2012

El aire rompiendo el agua

Yo quería una tortuga. Llegaron dos.

Fueron provistas de un lugar para vivir (otro para comer).

Y el filtro de agua se instaló en mi vida.

Su ruidito es un fondo sostenido que me acaricia las noches.

Silvia Parque

Que me diga "levántate y anda"...

Me preguntaba cuánto tiempo puede molestarme una mosca, antes de que me levante a terminar con el asunto, y tuve un insight sobre mi falta de acción (sin duda relacionado con mis recientes re-comienzos en el ejercicio).

En general, no soy buena para "poner manos a la obra": para empezar. Pero cuando eso requiere que el cuerpo se ponga en marcha, la dificultad se multiplica. Yo me estiro para alcanzar algo sin levantarme, hasta hacer equilibrios peligrosos con la silla. De niña, me entretenía, sobre todo, con actividades para las cuales permanecía sentada, acostada o echada (todas, una variante de "imaginar historias"). Luego, claro, hubo revoluciones vitales que incluyeron el descubrimiento del poder del cuerpo...

Silvia Parque

Hay una edad en la que hay que empezar a tomar al cuerpo en serio

Hoy he vuelto-a-re-comenzar el ejercicio. Me doy permiso de que los re-comienzos terminen en cuanto mi cuerpo empieza a sentir la actividad. Lo que no debe estar bien es el permiso de tantos re-comienzos.

Silvia Parque

domingo, 10 de junio de 2012

Cine impresionante

Es díficil pensar en escenas tan impresionantes como las de El triunfo de la voluntad, de Leni Riefenstahl (documental al servicio del Tercer Reich alemán). Es una belleza. Más allá del interés histórico, esta propaganda nazi que linda con el arte, provoca goce. Es terrible.


Silvia Parque

"No son aventuras de ínsulas sino de encrucijadas"

Ayer encontré semejanza entre este intercambio de Don Quijote y Sancho Panza, y algunos diálogos matrimoniales sobre el sustento y el porvenir.
Viendo pues ya acabada la pendencia, y que su amo volvía a subir sobre Rocinante , llegó a tenerle el estribo, y antes que subiese se hincó de rodillas delante dél y, asiéndole de la mano, se la besó y le dijo: "Sea vuestra merced servido, señor Don Quijote mío, de darme el gobierno de la ínsula que en esta rigurosa pendencia se ha ganado, qué, por grande que sea, yo me siento con fuerzas de saberla gobernar tal y tan bien como otro que haya gobernado ínsulas en el mundo." A lo cual respondió Don Quijote: "Advertid, hermano Sancho, que esta aventura, y las a ésta semejantes, no son aventuras de ínsulas, sino de encrucijadas, en las cuales no se gana otra cosa que sacar rota la cabeza o una oreja menos. Tened paciencia, que aventuras se ofrecerán donde no solamente os pueda hacer gobernador, sino más adelante."
De las páginas 72-73, capítulo X "De los graciosos razonamientos que pasaron entre Don Quijote y Sancho Panza su escudero". En: El ingenioso Hidalgo Don Quijote De la Mancha, compuesto por Miguel de Cervantes Saavedra. Tomo primero. Grolier International, editorial Cumbre, México, D.F.

Silvia Parque

Agradecida

La luz de domingo es diferente, y es más luminosa cuando hay compañía.

Silvia Parque

sábado, 9 de junio de 2012

Curruca capirotada

Encontré un pajarito que se llama Sylvia (atricapilla) en el blog de Esteban Guerra: Naturalia Astur.

Silvia Parque

¿Qué quieres ser cuando seas... ahora?

De niña, pensé que quería ser inventora. Escribí historias desde que tuve hojas suficientes, así que cualquiera que hubiera querido ver, habría sabido qué era lo que quería inventar.

Cuano llegó el momento de ir a la univesidad -nunca pensé seriamente en la posibilidad de no ir a la universidad-, sabía que yo era una escritora, y entré a estudiar psicología, suponiendo que me ayudaría a perfilar personajes. Se me cruzó la vida en el camino, y entre otras cosas, pasó que dejé de escribir. Aunque con los años ya no me interesó ser algo en específico -como "escritora" o "psicóloga"-, volvió a interesarme hacer lo que me diera la gana. Me daba la gana escribir, y puse mis palabras en las tesis y en algún que otro lugar.

Ahora tengo todas las hojas que pudiera necesitar. Ya no hace falta que sean de papel. Tampoco tengo que hacer elecciones identitarias o laborales. Y como si me diera miedo, abro un archivo, escribo un poco, casi por ejercicio, y pospongo lo que más me interesa decir.

Tal vez, hoy sea el día.

Silvia Parque

Llena de dulce

Siempre más de lo justo.
Mucho más de lo necesario.

Y ni siquiera culposamente.

Silvia Parque

viernes, 8 de junio de 2012

Dedicarle a cada uno la que mejor ilustra el recuerdo

Las noches de romance solitario son para volver a los orígenes: los sonidos que llegan a la parte animal del sistema nervioso, las canciones repetidas con mensajes repetidos por generaciones...

Silvia Parque

Sorpresas que da la vida

Acabo de disfrutar más de seis minutos de música electrónica. No volvería a reproducir ese audio, pero lo disfruté. Una muestra más de que el futuro no está escrito.

Silvia Parque

El postre de la semana

Este pastelito huele como para que el puro aroma sea la cena. Las vueltas del merengue, vestidas con jarabe de chocolate, y un toquecito de escurridizo color naranja, anidan una cereza de rabito largo. En el colmo del exceso, el chocolate atraviesa el papel-estructura que lo sostiene, manchando el recipiente donde me espera.

Se lo compré a una jovencita agradable, con expresión de contención. Dijo que no tenía conservadores ni colorantes artificiales, y que había empleado la mitad del azúcar que lleva "el original" (no sé cuál sea el original). Me convenció.

Silvia Parque

jueves, 7 de junio de 2012

Una de esas presencias que se cruzan y se quedan

Conocí a un hombre de esos que realmente pueden hacer lo que les da la gana.

Pensábamos muy diferente, nos gustaban cosas muy diferentes.

Sé que dijo de mí que no entendía qué quería yo.

Lo quise.

Silvia Parque

Eso de tener lo que una quiere

Quisiera un té negro de limón helado. Por el momento, bebo agua. Como es lo único que me quita la sed, de todas formas siempre bebo un traguito de agua antes de un té.

Cuesta pasar a la siguiente actividad, sin mi vaso de té.

Silvia Parque

Limpiando la casa

A cierta edad, cobra importancia que lo de alrededor esté limpio.

Cuando era adolescente, resolví que no tendería mi cama; tenía esa idea infantil de que es una tontería tender la cama que va a destenderse otra vez por la noche, y ahora tenía el poder de hacer lo que me diera la gana dentro de mi habitación. Así que no tendí la cama durante un buen tiempo. Se nota que los años no pasan en balde, porque si ahora me acuesto sobre una cama sin tender, no me encuentro a gusto; en aquel entonces dormía estupendamente sobre cualquier cosa. Pero un día, descubrí un bichito. No sé qué era. Pero tendí mi cama.

Hoy es día de limpiar la casa. Lo hago muy poco. No sé me da bien, pero me gusta porque lo hago tan poco, que resulta simbólico. Es hacerme agradable el lugar, darle un buen fondo a mis ratos, un buen marco al amor, y como creo que como es adentro es afuera, también es construir posibilidades.

Silvia Parque 

miércoles, 6 de junio de 2012

La vida con las tortugas II

La pregunta de la semana:

¿A las tortugas les gusta darse larguísimos baños de burbujas, o el filtro de aire las "jala"?

Silvia Parque

La vida cambia con las tortugas

Mi marido soñó con unas tortu-ranas que giraban como bailarinas de ballet, muy raras.

Silvia Parque

Lo bueno de la niñez

Cuando era niña, quería crecer; me decían que cuando fuera mayor, querría volver a ser niña; pero no, fui feliz de crecer, y no quiero volver atrás.

Las cosas geniales de mi niñez puedo tenerlas también ahora. Son cosas como apresurarme a tomar las burbujitas de un refresco gaseoso bien frío; sorberlas; sentirlas en los labios. No puede volver el momento en que mi mamá llegaba a la casa, me saludaba con un chiflido, y me enseñaba una cosa que me trajo del trabajo (como un apagador). Pero ahora la conozco mejor, la siento más cerca, y puedo revivir el sentimiento amoroso cuando recuerdo. Tampoco tengo la comida de mi abuela; pero he probado un mundo de sabores que no podía imaginar -fui una niña melindrosa-, y ahora puedo hacerme de comer.

Estoy bien con dejar atrás, con recordar.

Silvia Parque

martes, 5 de junio de 2012

Sucio

Esta campaña electoral en México, deja dolencias al descubierto; se ha escrito, por ejemplo, sobre la mala calificación que tienen todos los candidatos a la presidencia, en diversos rubros. Como es natural, es tiempo de encontrar defectos y faltas al contrario. Pero hoy vi un spot abiertamente mentiroso, que me indignó. Cortan un discurso, y a eso a lo que se le está diciendo "no", lo hacen aparecer como algo a lo que se está invitando. Es tan burdo, que estoy sorprendida.

Silvia Parque 

El humor aquí y allá

Es interesante conocer el humor de culturas diferentes. A veces, una puede sonreir por lo que, en otro lado del mundo, causa carcajadas. O una puede reir de la misma cosa, por razones diferentes.

Silvia Parque

El siempre pospuesto re-inicio del ejercicio

He dicho, hace unos días, que "la panza"de una mujer es casi reivindicativa en una sociedad que ve a la mujer como un objeto para adornar o dar placer.

El día de hoy, mi pantalón de mezclilla me ha hecho saber que, o empiezo a hacer ejercicio hoy mismo, o no cerrará mañana.

Aquí, ahora, cabría un par de líneas sobre la buena salud, o sobre el cuidado de una misma y el autoconcepto. Pero no estoy pensando en mi aparato cardiovascular ni en lo valiosa que soy.

Vuelvo-a-empezar a hacer ejercicio.

Silvia Parque 

lunes, 4 de junio de 2012

La realidad en la ficción

Después de haber leído un montón de "cosas" de psicología y disciplinas alrededor de "lo psico", encuentro que estos actores hablando de sus personajes, describen/explican de lo mejor, lo que pasa en un triángulo amoroso.


Silvia Parque

De cómo cuidar a otro ser vivo cambia la vida

Ahora, cuando veo mosquitos, pienso "comida para tortugas".

Silvia Parque

Todavía tengo mis dudas

Ayer empecé a leer Don Quijote, y me di cuenta de que hace unos doce años, fui víctima de una estafa. Había intentado leerlo en una edición del gobierno del Estado en el que yo vivía. No me gustó. Llegué como a la página tres. No le entendí, y no me gustó. ¡Pero no era esto que estoy leyendo! Esto es difícil de interrumpir: es claro, entretenido y da gusto cada frase.

Sé que hay versiones cortas, adaptadas, etc. Pero aquella no tenía advertencia al respecto.

Ya decía yo que no se podía esperar mucho de una portada en color-propaganda-estatal.

¿O qué habrá sido?

Silvia Parque

domingo, 3 de junio de 2012

Llueve

De lo mejor que encontré en Querétaro, fue la lluvia.

Es que vengo del desierto.

Silvia Parque

Turismo librero

Hace unos trece años exploré el Durango alrededor de un hotel. Caminaba rápido, como si alguien me hubiera estado esperando, como si no me fueran a esperar los del grupo con el que viajaba.

Pasé por una tienda de carteles, un lugar de enmarcados, y una librería. Creí que había visto la foto del señor que estaba atendiendo, en un artículo de Fronteras. Creí que el local olía a ratón, aunque hasta la fecha no sé como huele un ratón -algo ácido, un poco como orina evaporándose-.

Había muchos libros, pero no tenía dinero, y creía que no tenía tiempo.

Silvia Parque

La Biblia Western, decía el emblema

Acabo de conocer el Spaguetti western.

- ¿De dónde salió ese tiro? -pregunta mi acompañante, asombrado por la física imposible.

- Del mismo lugar donde ella compra su maquillaje -respondo.

Silvia Parque

sábado, 2 de junio de 2012

Silvia bilingüe

Tal vez no tenga un gran inglés, pero seguro acabaré pronunciando bien: "Previously, in Criminal Minds".

Silvia Parque

Por favor, disfrute

Le pido un café moka a una máquina de Nescafé. Cuando está listo, la pantallita despliega el siguiente mensaje:

"Por favor, disfrute"

En realidad, no recuerdo si utilizan la coma. Pero sí pide por favor que disfrute. Yo, que termino mi tesis con la idea de que no se puede controlar el afecto del otro, me quedo a ver el mensaje que sigue:

"Por favor, tome su vaso"

O sea, que el disfrute es anticipado. Una máquina me propone el deseo.

Silvia Parque

¿Cómo llegó hasta aquí?

Estaba salvando a las revistas de la amenaza de la gotera, y revisando los daños, una me resultó desconocida. No hay cientos de revistas en la casa, así que creí conocerlas todas; pero no.

Esta es una revista para hombres del año 2005. Alguna vez leí varios ejemplares de Men's Health, así que pensé que sería algo por el estilo. También podía ser una porno. Pero no. Ningún artículo interesante. Ninguna foto o descripción que ruborice. Igual que una de esas revistas para veinteañeras, pero para hombres. Algo de coches, algo de cultura pop sobre el crimen, algo de sexo, y un poco -realmente poco- de la piel de cuerpos femeninos que, a mi gusto, no están demasiado agraciados.

Silvia Parque

viernes, 1 de junio de 2012

Decir no

Cuando el niño aprende a decir "no", se hace un lugar.

Silvia Parque

Lo que le dijo Plata a Fernando en casa de la mamá de él

Si le pones una mano encima vas a tener que pegarme a mí también, y tú sabes que yo no estoy sola, Fernando, mi papá si te mata [...] Deveras, Fernando, deveras, te juro que hago que me pegues y le hago un cuento chino a mi papá [...] ¡porque no me dejas de otra, Fernando! No: yo sí te respeto. Tú sabes que te respeto. Pero tú no te respetas cuando venimos. Te transformas [...] ¡No! Sí te voy a decir. Yo no soy un personaje de relleno para venir enseguida de ti, y además tengo que servirte de algo, y no va a ser de sirvienta, ¿verdad? Tengo que decirte estas cosas porque además ya no aguanto. Y si quieres que volvamos a venir, tienes que ser igual que en la casa, porque así hasta me das miedo. Y no voy a tenerte miedo.

Silvia Parque

La guerra

Hay que pensarlo mucho antes de iniciar una guerra, porque en la guerra se pierde la razón -así que si se tiene alguna razón, vale más cuidarse de permitir o declarar la guerra-.

No obstante, ya que la guerra puede hacer ganar una posición que permita agarrar más aire al respirar, dependiendo de las condiciones aeróbicas, puede valer la pena sacrificar la razón para hinchar los pulmones.

Esto pasa en todas las guerras; también en las amorosas.

La posguerra tiene su propia lógica; el resentimiento cala más que la angustia del riesgo y el dolor de las heridas; los músculos se han enfriado y falta la esperanza con la que se fue a la batalla.

Silvia Parque